15/11/2019

La plantilla de GSS, ligada a Euskaltel, teme la pérdida de 90 puestos
GARA|GASTEIZ
1115_eko_euskaltel

Euskaltel fue ayer protagonista, por distintas razones, dentro y fuera del Parlamento de Gasteiz. Mientras en el interior se debatía sobre cómo «garantizar el arraigo» en Euskal Herria de la compañía, en el exterior trabajadoras de GSS Line Solutions responsabilizaban a la dirección de la operadora de telefonía de que su preocupante situación laboral.

El pasado 7 de noviembre, la dirección de GSS Line Solutions, comunicó a la representación legal de los trabajadores el inicio de un período de consultas para la extinción de aproximadamente 90 contratos, entre ellos los vinculados al servicio de “Fidelización y Retención” que han venido prestando para Euskaltel.

«La irresponsabilidad tanto empresarial como institucional nos lleva a estas situaciones extremas», indicaron los portavoces de este colectivo, integrado mayoritariamente por mujeres que, además de encadenar «jornadas parciales, salarios muy bajos y condiciones absolutamente precarias, se ven abocadas a una absoluta inestabilidad laboral, encadenando innumerables contratos en el mejor de los casos».

Por ello, la plantilla de GSS realizará dos jornadas de huelga, hoy y mañana, dando comienzo así a las movilizaciones previstas para el período de consultas, en el que exigirán a la dirección el mantenimiento del empleo.

En el Parlamento

Por su parte, el Parlamento pidió al Gobierno de Lakua que analice «con profundidad» la compra de participaciones de Euskaltel para «intentar evitar, en lo posible, la venta de la red de telecomunicaciones en Euskadi».

EH Bildu había llevado a la Cámara una iniciativa para alertar de las intenciones del fondo británico Zegona de vender la red de telecomunicaciones de Euskaltel. Finalmente se aprobó un texto presentado por PNV y PSE que contó con el voto favorable de EH Bildu.