Asier AIESTARAN
FINAL VASCA

Oyarzabal rompe la igualdad en La Cartuja y corona a la Real 34 años después

Un gol de penalti marcado por Mikel Oyarzabal en el minuto 63 dio la victoria al equipo txuriurdin en la histórica final vasca de Sevilla. Sin grandes alardes, dos detalles decidieron una contienda muy igualada.

gara-2021-04-04-Noticia

ATHLETIC 0

REAL 1

 

Mikel Oyarzabal se unirá nombres como los de Luis Arkonada o Jesús Mari Zamora cuando los seguidores de la Real hablen de los títulos logrados por el equipo masculino. Un gol de penalti del eibartarra en el minuto 63 decidió la histórica final vasca de La Cartuja, muy igualada tal y como se esperaba, para dar un título al equipo txuriurdin tras una sequía de 34 años.

Si en 1987 fue el gran guardameta el que levantó la Copa en La Romareda, ayer fue el capitán Asier Illarramendi el que recogió el trofeo, con la pena de no poder jugar en la final tras lesionarse en el último momento. La alegría, no obstante, fue tremenda en las huestes guipuzcoanas, entre otras cosas porque el brazalete lo portaba otro jugador diferencial como Oyarzabal.

Tampoco cabe reprochar nada a un Athletic que peleó como siempre, aunque un par de errores en el arranque de la segunda mitad, con Iñigo Martínez como protagonista, le costaron el poder romper su sequía de 37 años sin ganar la Copa. Una mano del central de Ondarroa al borde del área que finalmente no fue penalti, y un derribo del de Ondarroa a Portu, que sí fue pena máxima y casi le cuesta la tarjeta roja, fueron demasiado peaje para los de Marcelino.

Mucho respeto

La primera parte dejó claro que los dos equipos salían al campo con la clara consigna de no cometer errores. Sin renunciar al estilo –la Real intentando sacar el balón jugando desde atrás y el Athletic presionando muy arriba en busca del robo– pero con mucho respeto hacia el rival, apenas hubo ocasiones claras en los primeros 45 minutos.

La más destacable fue un inusual disparo de Iñigo Martínez desde lejos con la derecha, que obligó a Remiro a estirarse para mandar el balón a córner a la media hora de juego. Por lo demás, alguna internadas por banda con centros peligrosos que no fueron a más bajo un increíble aguacero primaveral.

Y es que ambos equipos tenían problemas para encontrar a sus jugadores más peligrosos. Silva, por parte txuriurdin, tuvo apariciones esporádicas en la primera media hora, pero no suficientes como para hacer temblar a la defensa rojiblanca. En el bando bilbaino, Muniain apenas tocó un balón hasta el minuto 29 –luego sí tuvo un par de aproximaciones al área– y Williams no encontraba los espacios necesarios para hacer daño con su velocidad.

Minutos decisivos

La final pudo dar un giro importante nada más comenzar la segunda mitad, cuando Estrada Fernández pitó una mano de Iñigo Martínez tras centro de Oyarzabal justo encima de la línea que demarca el área. Pero el VAR, después de unos interminables minutos de suspense, dictaminó que la acción se había producido fuera del área.

Si esa jugada pudo ser decisiva, lo fue más la que llegó pocos minutos después. Merino cortó un balón a Yeray en el centro del campo, metió un gran pase en profundidad a Portu, que fue derribado por Iñigo Martínez. Estrada Fernández señaló penalti y mostró tarjeta roja al de Ondarroa sin pensarlo dos veces. No obstante, tras aviso del VAR, repasó la jugada en la pantalla y finalmente decidió dejar la sanción en amarilla, cuando el central iba a los vestuarios.

En cualquier caso, el penalti no tuvo discusión y fue Mikel Oyarzabal el encargado de lanzarlo. Pese a algunos errores en los últimos compromisos, como el que falló en la semifinal de la Supercopa contra el Barça, el eibartarra mostró galones y materializó la pena máxima con contundecia y acierto.

Y, partir de ahí, la Real supo mantener el resultado ante un Athletic inoperante en ataque.

 

Realaren historiako hirugarren Kopa, 34 urte itxaron ostean

Gizonezkoen taldeari dagokionez, Realaren garaipen zerrendak badu garaikur berri bat. Atzo Cartujan irabazitako Kopa 1909an (Club Ciclista izenpean) eta 1987an irabazitakoen alboan gordeta geldituko da betirako. Azkar esaten da: azken titulua irabazi zenetik, 1987ko Kopa famatu hura Romareda futbol zelaian, 34 urte pasatu behar izan dira lehiaketa nagusiei dagokienez Realak bere palmaresa gizentzeko. Hiru Kopa horiekin batera –galdutako bost final ere baditu lehiaketa horretan, azkena 1988koa Santiago Bernabeu futbol zelaian–, bi Liga (1981 eta 1982) eta Superkopa bat (1982) dira txuri-urdinen ehun urtetik gorako ibilbidean lortutako titulu nagusiak.

Athletici dagokionez, zuri-gorriek ezin izango dute oraingoz 25. Kopa ospatu, eta 1984an Endika Guarrotxenaren golak emandako hark jarraituko du irabazitako azkena izaten. Superkopan erakutsitako irabazle sena –txapeldun 2015ean eta 2021ean–, ezin izan dute Kopan berretsi. Hala ere, Athleticen historia handi ez dute irabazitako finalek bakarrik egiten, horrenbeste aldiz finaletara iristea ere nabarmentzekoa da. Zaleentzat kontsolagarri izango ez den arren, Kopan jada 16 aldiz izan dira txapeldunorde bizkaitarrak, azken hamarkada pasatxoan jokatutako lau finalak galtzea egokitu delako (2009, 2012, 2015 eta 2020). Tartean, gainera, Europa League lehiaketako finala ere jokatu zuen Athleticek, 2012an Atleticoren aurka Bukaresten, nahiz eta hori ere ezin izan zuen irabazi.

Hori bai, Kopan ere garaipena ospatzeko aukera berri bat izango dute bilbotarrek apirilaren 17an, jokaleku berean, 2021eko Koparen finalean.A.A.