12/11/2013

Visita a una pista exigente sumidos en la zozobra

Los de Rafa Pueyo se miden al segundo clasificado con la intranquilidad de estar defraudando en la ACB.

P035_f01_345x345

ADIÓS A LUKAUSKIS. El alero lituano Mindaugas Lukauskis ha finalizado su vinculación con el Bilbao Basket tras un mes de contrato. Desde el club le agradecieron «la profesionalidad en el trabajo diario» y le desearon «fortuna» para el futuro.

 
OLDENBURG - BILBAO BASKET

Una semana más, el Bilbao Basket vuelve a afrontar su compromiso de la Eurocup sin haber hecho los deberes en la ACB. Y la situación comienza a ser preocupante. Por un lado, porque los «hombres de negro» sumaron el sábado su quinta derrota en competición doméstica ante el Gipuzkoa Basket, un rival que no entraba precisamente entre los calificados como inasequibles. Y por el otro, porque el choque de hoy no parece el más idóneo para disfrutar de una noche plácida en la ciudad sajona de Oldenburg.

De hecho, el EWE Baskets es el segundo clasificado de la liguilla, con tres victorias -en las tres últimas jornadas- y una sola derrota, la sufrida en la primera jornada ante el Dinamo Sassari. Los germanos tienen un juego interior que intimida, con hasta tres hombres (Aleksandrov, Crosariol y Freese) por encima de los 2,10 metros de altura, y un buen ejemplo de su potencial es que en estos momentos ocupa la cuarta plaza de la Bundesliga, con las mismas derrotas que los líderes Bayern de Múnich, Artland Dragons y Telekom Bonn, y habiendo jugado un partido menos que los otros tres.

El segundo entrenador Alberto Codeso describía ayer al Oldenburg como un equipo que «corre y hace tiros rápidos» y que «aunque anota mucho, también suele recibir muchos puntos», sobre todo porque «quizá son un poco blandos en la defensa del poste bajo». Preguntado sobre el tipo de partido que deben plantear los vicainos, Codeso adelantaba que «intentaremos que el partido no se vuelva loco. Tienen buenos jugadores exteriores y los pívots anotan bastante bien. El escolta Julius Jenkins es muy importante saliendo desde el banquillo y también Nemanja Alexandrov es un cuatro muy importante en su juego posicional».

De todos modos, quedó claro en Illunbe que el derbi del sábado era clave en los planes de Rafa Pueyo. El técnico bilbaino, obligado probablemente por el flojo arranque del equipo, tiró de una rotación mínima, en la que Mamadou Samb y Jackie Carmichael ni siquiera salieron a la pista y tanto Sergio Sánchez (8 segundos) como Fran Pilepic (2 minutos) lo hicieran de forma testimonial. Unos jugadores que hoy podrían tener más minutos, ya que la exigencia no para y el próximo domingo llega a Miribilla el Barcelona.

Gabriel: «Lo importante es estar todos juntos»

Aunque la cantinela ya empieza a chirriar un poco entre los aficionados, Germán Gabriel volvió a subrayar la importancia de mantener la inercia positiva en la Eurocup porque es la competición continental la que les está permitiendo «conservar la sensación de victoria» que en la Liga ACB no han podido disfrutar todavía. «En el vestuario se ha reflexionado y se sabe que no hay otro camino que seguir trabajando y esperar que las cosas empiecen a salir bien. Lo importante es estar todos juntos», comentó el pívot malagueño, en cuya opinión los jugadores no deben pararse a pensar en sus próximos rivales ligueros (Barcelona y Unicaja) sino «sacar» lo que necesita el equipo y «recuperar las sensaciones». A.A.