13/04/2014

El Boulevard vuelve a acoger la carpa de Aske Gunea un año después

Un año después de hacer frente a una sentencia que suponía el encarcelamiento de varios jóvenes independentistas donostiarras por pertenencia a Segi, el Boulevard se volvió a teñir de naranja con motivo de las jornadas denominadas «Libre topaketak 0.1». Los promotores pretenden profundizar en la desobediencia ante nuevas sentencias judiciales contra la actividad política en Euskal Herria. Hoy finalizarán dichas jornadas.

GARA
P017_f02_097x131
BERGARA. La Ertzaintza irrumpió anoche en el gaztetxe de Bergara para detener a un joven al que acusaron de haber quitado la bandera española de los juzgados de la localidad. La irrupción fue «muy violenta» según dijeron varios testigos. El joven quedó libre cerca de la medianoche.

Donostia acoge este fin de semana unas jornadas, que bajo la denominación «Libre topaketak 0.1», apelan a pasar del compromiso a la desobediencia. Ayer volvieron a montar la carpa que fue testigo de una resistencia marcada ya en el calendario de muchos ciudadanos, hace ahora justo un año. Entonces se trataba de una sentencia que ordenaba el encarcelamiento de varios jóvenes donostiarras acusados de pertenecer a Segi, y estas jornadas llegan tras varios episodios similares en Ondarroa o Iruñea y con la amenaza de nuevas condenas judiciales contra de ciudadanos vascos.

Durante las jornadas, realizaron varias actividades para profundizar en la idea de la desobediencia. Ayer iniciaron el debate de un informe sobre la la materia que presentarán hoy a las 13.30. Previamente hubo también una feria de organismos sociales. Las jornadas dieron comienzo con varias columnas que partieron de los barrios y se unieron en el Boulevard, epicentro de la experiencia.

Familiares de los jóvenes encarcelados el año pasado tomaron la palabra para agradecer el apoyo recibido en su momento y afirmaron que, aunque se llevaron a sus allegados, les queda la «dignidad» mostrada durante aquellos días.