05/08/2014

El Ibex pierde los 10.500 puntos
Alberto CASTRO

Sigue la mala racha del Ibex. Ayer acababa a la baja para perder los 10.500 puntos. Sobre el papel, y así parecía a media sesión, los inversores habían digerido en positivo la decisión de Lisboa de inyectar ayudas públicas por valor de 4.900 millones de euros al Espírito Santo, que se estaba derrumbando sin remedio por las irregularidades en la gestión de la matriz y los problemas para mantenerse solvente. La segregación de la entidad en dos partes se vislumbra como una estrategia razonable. De un lado estará Novo Banco, que reunirá los activos no problemáticos; y de otro, el propio Espírito Santo, que se reorganiza para acumular todos los activos tóxicos como banco malo. Asimismo, el mercado de deuda en el Estado español se movía de modo favorable, ya que la rentabilidad del bono caía por debajo del 2,50% y la prima de riesgo retrocedía a los 136 puntos. Por tanto, tercera caída consecutiva del Ibex, que hoy saldrá con 10.496,20 puntos, tras ceder un 0,17%. En el mejor momento se acercó a los 10.600 puntos. En Europa el balance era desigual. París (+0,34%) terminó con ganancias, mientras que Fráncfort (-0,61%) y Londres (-0,02%) registraron retrocesos. En el Ibex, Grifols (+1,63%) se sacudía levemente la presión vendedora desatada por sus decepcionantes resultados del semestre. Por encima acabó Bankinter (+2,74%). En las caídas, destacaron FCC (-5,13%) e IAG (-3,66%). En París, Crédit Agricole (+1,69%), que detenta el 14,6% del Banco Espírito Santo, respiraba tras su rescate pese a las pérdidas soportadas. Renault (+2,67%) y Axa (+2,42%) fueron los mejores.