NAIZ

Bidasoa-Irun repite arranque europeo en Presov ante un Tatran muy cambiado

«Tiene bastantes brasileños, un portugués, un cubano… No es un equipo tan físico como era el de hace dos años, de tanta envergadura y tanto peso, pero sí es un equipo muy dinámico, con mucho contraataque, con gente muy rápida», ha analizado Jacobo Cuétara en la previa del encuentro.

Imagen del entrenamiento del equipo en Presov (BIDASOA IRUN)
Imagen del entrenamiento del equipo en Presov (BIDASOA-IRUN)

El Bidasoa-Irun arranca este martes a las 20.45 (televisado por ETB4 y DAZN) su participación en la EHF European League con el primer partido de la fase de grupos que le enfrentará al Tatran Presov en Eslovaquia. Se repite así el arranque de la Champions de hace dos años, cuando los bidasotarras se impusieron 23-25 en la pista del conjunto eslovaco.

Según ha declarado el entrenador Jacobo Cuétara tras el entrenamiento del equipo inundarra en Presov, la plantilla del Tatran ha cambiado mucho desde entonces y el juego del rival será muy diferente al de entonces.

«Nos encontramos en un gran escenario, como es la pista del Tatran, con la máxima de las ilusiones en esta competición europea. Con muchas ganas de hacerlo bien, de ser competitivos. Como nos sucedió hace dos años en la Champions volvemos a vernos las caras con el Tatran Presov, un equipo que ha cambiado la fisionomía del grupo desde entonces. Tiene bastantes brasileños, un portugués, un cubano… No es un equipo tan físico como era el de entonces, de tanta envergadura y tanto peso, pero sí es un equipo muy dinámico, con mucho contraataque, con gente muy rápida. Siguen teniendo grandes lanzadores, pero ya no tantos. Hacen otro tipo de defensa, utilizando el 5:1, y corren mucho. Tienen gente que puede desequilibrar. Nuestra idea es jugar el mejor partido posible y ponerles dificultades tácticas, para que el equipo siga creciendo, que para eso este tipo de partidos son muy importantes», ha analizado el técnico bidasotarra en la previa del choque.

Kauldi Odriozola, por su parte, coincide en que «será un partido duro. Me acuerdo que hace dos años empezamos también aquí el año de la Champions y fue un partido difícil. Es verdad que han cambiado bastante la plantilla, que juegan más rápido, pero a ver si hacemos un buen partido».

El jugador de Zumaia ha añadido que «la victoria contra el Logroño nos ha dado confianza. El León hicimos un partido bastante malo y teníamos ganas de lograr un buen resultado ante Logroño para olvidar las malas sensaciones. Estamos con confianza y ganas de hacer un buen trabajo».