Agentes vascos citan a la ciudadanía el sábado en Bilbo para dar respuesta al asalto a Herrira

Las muestras de solidaridad con los detenidos y denuncia ante la redada contra Herrira se han vuelto a suceder a lo largo de esta mañana. Una de las imágenes más multitudinarias ha llegado desde Bilbo, donde decenas de personas han participado en una rueda de prensa para hacer oficial la cita del sábado, que ayer se expandió por las redes sociales. A las 17.30 desde La Casilla, convocan a la ciudadanía para responder a la operación con una nueva marea azul.

Naiz.info|Bilbo|01/10/2013 11:35

Las redes sociales se hacían eco anoche de una convocatoria para este sábado en Bilbo. La cita para la manifestación nacional ha sido confirmada esta mañana en una multitudinaria rueda de prensa encabezada por diferentes agentes sociales, políticos y sindicales de Euskal Herria.

A las 17:30 desde La Casilla partirá la marcha que tendrá como objetivo convertirse en una nueva marea azul que rechace y denuncie la operación policial contra Herrira y dieciocho de sus miembros.

Entre los convocantes, se encuentran partidos políticos como Aralar, EA, Alternatiba, Sortu y Ezker Batua; los sindicatos ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE, CGT, ESK, HIRU; y agentes sociales como Ernai, Etxerat, Eskubideak, ESAIT, EHE, Gorripide, Ikasle Abertzaleak, EPPK bitartekaritza, Askapena, Bai Euskal Herriari, Bilgune Feminista, Sare Antifaxista y TAT, entre otros.

Su llamamiento: Crear «una marea por los derechos de los presos vascos; una marea por la resolución del conflicto». «Nuestro objetivo es trasladar al Estado español el sentir de la sociedad vasca ante estos atropellos, así como expresar nuestra solidaridad con los detenidos, exigiendo su inmediata puesta en libertad».

Durante la comparecencia han manifestado su «firme rechazo a la decisión política que inspira esta acción judicial, policial y mediática» y han defendido la labor desarrollada por Herrira a lo largo de su trayectoria: «Herrira es una organización bien conocida en nuestro pueblo; actúa abiertamente; se relaciona y busca la colaboración con infinidad de organizaciones sociales y políticas de nuestro entorno». Han apuntado que sus iniciativas han tenido tres características que han descrito como «pacíficas, plurales y siempre en la defensa de los derechos humanos».

Tras este «atropello», estos agentes vascos ven varios objetivos. «El más evidente –han dicho–, el de criminalizar la defensa de los derechos de los presos políticos vascos. Con esta criminalización el Gobierno español se cura en salud afeando al Tribunal Europeo de Derechos Humanos si se produjese un eventual fallo contrario a la razón de Estado».

En segundo lugar, consideran que esta operación «pretende alargar sine die el periodo político del pacto antiterrorista, plagado de macrosumarios e ilegalizaciones».

Asimismo, consideran «evidente» que esta macrooperación «pretende correr una cortina de humo sobre los innumerables problemas a que se enfrenta el actual partido del Gobierno español, como son los casos de corrupción o el auge de las reivindicaciones nacionales por el derecho a decidir».

Por último, han lamentado que tales operaciones pretenden «que la cuestión de los presos se convierta en un problema de unos pocos».

NOTICIAS RELACIONADAS