Mas: «La voluntad del pueblo de Catalunya no la puede anular una votación en el Congreso»

El president de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, ha afirmado que el rechazo del Congreso a la consulta soberanista es una «oportunidad perdida», pero ha aclarado que el «camino continúa» para celebrar el referendo porque «la voz del pueblo de Catalunya no la pueden parar las Cortes».

NAIZ.INFO|BARCELONA|08/04/2014|1 comentario
Arturmas
El president de la Generalitat, Artur Mas, durante la declaración institucional. (AFP PHOTO)

En una declaración institucional retransmitida por la radio y televisión públicas de la Generalitat, Mas ha valorado el debate celebrado esta tarde-noche en el Congreso, donde una delegación del Parlament ha pedido sin éxito el traspaso de las competencias para que el Govern pueda convocar una consulta soberanista.

Mas ha salido a la galería gótica del Palau de la Generalitat pasadas las 23.00, pocos minutos después de que el Congreso rechazase tramitar la proposición de ley remitida por el Parlament, que pedía delegar en la Generalitat la competencia para convocar la consulta soberanista prevista para el próximo 9 de noviembre, por 299 votos, 47 a favor y una abstención.

En una «valoración de urgencia», Mas ha afirmado: «Hoy se ha perdido una nueva oportunidad, los partidos de ámbito estatal, el Gobierno de España no nos ha querido dar la mano».

«A pesar de ello, de este ‘no’, nuestra mano sigue tendida; la mano de los partidos e instituciones catalanas sigue tendida», ha subrayado Mas, que cree que los representantes del Parlament que han intervenido en el Congreso han estado «a la altura de lo que esperaba el pueblo de Catalunya», tanto en el contenido como en las formas.

Mas ha opinado que «ha faltado sobre todo voluntad política» y ha habido, por parte del PP, PSOE y UPyD principalmente, «miedo a que el pueblo de Catalunya vote en las urnas». «Saben que están en falso respecto a Catalunya, por eso tienen tanto temor», ha añadido.

Pero el president ha dejado claro, dirigiéndose al pueblo de Catalunya, al Estado español y a nivel internacional, que lo de este martes «no es un punto y final, sino que es un punto y aparte».

«Las instituciones catalanas buscarán la construcción de marcos legales para poder hacer esta consulta el 9 de noviembre», ha apuntado Mas, en alusión a la ley de consultas que tramita el Parlament y que podría estar aprobaba antes del verano o tras la Diada, por lo que entiende que «el camino ha de seguir».

Para Mas, «a la voz del pueblo de Cataluña no la puede parar las Cortes siempre que ésta se exprese de forma mayoritaria, cívica y pacífica».