Demuestran que el Ejército francés ignoró durante tres días el genocidio de Rwanda

Documentos desclasificados en la investigación sobre el genocidio de 1994 en Rwanda, han demostrado que la jerarquía militar francesa estaba al tanto de lo que estaba padeciendo la población tutsi y que «no se tomó ninguna medida».

NAIZ|01/12/2015|2 comentarios
Ruanda
Ban Ki-moon y Paul Kagame, entre otros dirigentes, en uno de los actos conmemorativos del genocidio de Rwanda. (Simon MAINA/AFP PHOTO)

Asociaciones civiles que forman parte de la investigación sobre el genocidio de Rwanda en 1994, han acusado al Ejécito francés de complicidad al demostrar que durante tres días conocía lo que estaba sucediendo y no tomó medidas, tal y como informa AFP.

Acusan a los militares de abandonar las matanzas de cientos de civiles tutsies en las colinas Bisesero a finales de junio de 1994. La investigación se inició en 2005 a raíz de una denuncia presentada por los supervivientes, que culpan a los militares de haber llegado el 27 de junio 1994, durante la conocida como ‘Operación Turquesa’, y prometieron volver tres días después, durante los cuales murieron cientos de personas a manos de las milicias hutus.

La Operación Turquesa bajo mandato de la ONU había comenzado 22 de junio. El teniente coronel Jean-Rémy Duval, testigo asistido, aseguró haber hecho un reconocimiento el 27 con una docena de hombres y transmitir sus temores a su regreso a la base, por teléfono y fax. «Informé a mi superior de lo que vimos. Le pedí permiso para regresar a la mañana siguiente con una plantilla superior, pero él no me responde», señaló en una audiencia de 2013.

Dicho superior, Jacques Rosier, niega «ningún recuerdo de esta revisión». Sin embargo, los jueces han demostrado que el coronel Rosier visualizó un video de 28 de junio de 1994 en el que se veían imágenes de tutsies malheridos.

Para las asociaciones de supervivencia, la FIDH y la LDH, «muchos documentos de las actuaciones demuestran que la jerarquía militar estaba al tanto» el 27 de junio de 1994, «y no se tomaron medidas para intervenir».