Cinco años después de Fukushima, más de 100.000 personas siguen desplazadas

Más de 100.000 personas siguen desplazadas de sus hogares en Japón, cinco años después del terremoto, posterior tsunami y accidente nuclear de Fukushima, según señalan Cruz Roja y Greenpeace. Estos últimos han acusado al Gobierno nipón de «coaccionar» a la población para que regrese a sus hogares pese a los altos niveles de contaminación.

NAIZ|Fukushima|10/03/2016|1 comentario
Hkg10216579
Dos operarios trabajan en la planta de Fukushima. (Toshifumi KITAMURA/AFP PHOTO)

Cinco años después del terremoto y posterior tsunami que golpeó Japón y desencadenó la peor tragedia nuclear en la historia del país, miles de personas continúan desplazados sin poder regresar a sus casas. Cruz Roja y Greenpeace apuntan a más de 100.000 personas que no han podido volver a sus hogares.

Además de las más de 16.000 personas que murieron el 11 de marzo de 2011, se calcula que unas 470.000 tuvieron que abandonar sus hogares. Son parte de este número los 100.000 que todavía siguen sin regresar. De hecho, unas 170.000 siguen viviendo en alojamientos temporales o alquilados o se han trasladado para empezar una nueva vida en otros puntos del país.

«Mientras muchos jóvenes se han seguido adelante en busca de nuevas oportunidades, muchas personas ancianas han quedado atrás en alojamientos temporales», ha explicado el presidente de la Cruz Roja Japonesa y de la FICR, Tadateru Konoé. «A medida que estos lugares de alojamiento temporal se vacían, los que quedan son más vulnerables y están más solos, mientras sus comunidades se rompen», ha añadido.

Greenpeace acusa al Gobierno de «coaccionar» a la población

Greenpeace ha acusado al Gobierno japonés de estar llevando a cabo una estrategia para forzar a la población que hace cinco años residía en los alrededores de la central nuclear de Fukushima a volver a residir ahí o dejar de cobrar las ayudas, pese a que la zona sigue con niveles de contaminación que no se ajustan a los objetivos que se marcó el país, según asegura la organización, que ha acudido a las zonas contaminadas para realizar mediciones de radiactividad.

«La mayoría de las personas evacuadas se verán forzadas a volver a sus casas en 2017, aunque sus comunidades estén contaminadas», apuntan desde Greenpeace. Según señalan, los niveles de microsievert por hora en los que se mide la radiación son 10 o 20 veces superior al nivel objetivo del Gobierno japonés. que «ya está por encima de los estándares internacionales».

NOTICIAS RELACIONADAS