UPN eliminará el modelo D de la «zona no vascófona» si vuelve al Gobierno de Nafarroa

«UPN está en desacuerdo con la imposición del modelo D en la zona no vascófona, por lo que, cuando volvamos a tener responsabilidades de gobierno, revertiremos esta situación», reza el punto 5 del apartado de Educación de la ponencia programática de UPN que ha sido aprobada con una única abstención en el X Congreso del partido en el que Javier Esparza ha sido reelegido como presidente.

@MartxeloDiaz|IRUÑEA|24/04/2016|12 comentarios
Esparza_jagoba
Javier Esparza, reelegido presidente de UPN. (Jagoba MANTEROLA / ARGAZKI PRESS)

La extensión del modelo D a todas las comarcas de Nafarroa está en el punto de mira de UPN, según señala en su ponencia programática, que ha sido aprobada con una única abstención. A juicio del partido que seguirá presidiendo José Javier Esparza, «la precipitación y la intencionalidad política que subyace a este intento artifical de extensión de un modelo no demandado ni planificado, va a crear desequilibrios, agravias comparativos y un alto coste econímico que disminuirá la calidad del sistema educativo». Por ello, anuncian que derogarán esta medida si vuelven a gobernar.

La ponencia programática deja en papel mojado lo recocido en la ponencia política, que señala que «UPN asume y respeta la cultura e identidad vasca de muchos navarros y las aprecia como algo propio».

Asimismo, aparece como una contradicción con las palabras de Esparza a los medios antes del comienzo del Congreso, cuando ha señalado que UPN busca «lanzar un mensaje de moderación y responsabilidad y hacer una oposición que sea sensata».

La ponencia programática recoge también una apuesta decidida por el TAV y el Canal de Navarra, bajo la argumentación de «Agua para todos».

La votación de la ponencia programática ha sido la única en la que no ha habido una absoluta unanimidad, ya que se ha registrado una abstención. Las ponencias política y estatutaria sí que se han aprobado por unanimidad. En ninguna de ellas ha habido enmiendas y las únicas intervenciones han sido la de los redactores de las ponencias. Antes de someter a votación la ponencia programática, sus autores han subido al estrado para recibir el apoyo de los asistentes al Congreso mientras sonaba la música de “Piratas del Caribe”.

Esparza, reelegido

En el X Congreso de UPN solo hay un candidato a presidir el partido, José Javier Esparza, por lo que no hay la tensión del precedente, en el que concurrieron Yolanda Barcina y Alberto Catalán, en un recuento marcado por la sospecha tras contabilizar más papeletas que votantes.

Miguel Sanz, en declaraciones realizadas antes de que comenzara el Congreso, ha señalado que espera que este cónclave «sirva para integrar, a diferencia del anterior». «La gente que se ha presentado parece que representa a distintas sensibilidades del partido, que en su momento estuvieron con unos y otros, y eso es positivo. La palabra clave tiene que ser integración, muchísimo más que unidad», ha señalado.

Javier Esparza ha sido reelegido como presidente de UPN con el 83,87 % de los votos, un total de 655 papeletas. Esparza refrenda así un puesto que alcanzó el pasado mes de setiembre en una Asamblea General Extraordinaria, convocada tras la inesperada dimisión de Yolanda Barcina al frente de UPN, cuya Ejecutiva heredó y que hoy se ha renovado junto a su cargo.

Con el lema «Todos somos Navarra», el Congreso de UPN ha elegido además a otros dos cargos unipersonales, también únicos candidatos, Óscar Arizcuren (74,78 %) como vicepresidente y Yolanda Ibáñez (73,75 %) para la secretaría general.

Tras conocer el resultado, Esparza se ha dirigido al cerca del millar de afiliados participantes para asegurarles que hoy era «un día importante para Navarra porque hoy empieza la cuenta atrás para recuperar el Gobierno, los ayuntamientos, las mancomunidades. Hoy empieza la cuenta atrás de ese gobierno nacionalista y sectario que no está gobernando para todos. Hoy ya les queda un día menos».