El primer ministro búlgaro presenta la dimisión de su Gobierno al Parlamento

El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, ha entregado la dimisión de su Gobierno en minoría al Parlamento, según ha informado el servicio de prensa de la cámara este lunes en un comunicado.

NAIZ|SOFÍA|14/11/2016|0 comentarios
Borisov
El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, quien ha anunciado la renuncia de su Gobierno. (Dimitar DILKOFF/AFP)

Borisov anunció el domingo que dimitiría después de que la candidata de su partido de centro-derecha perdiera la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

«En su carta a los diputados, el primer ministro afirma que el Gobierno seguirá cumpliendo sus obligaciones hasta la elección de un nuevo ejecutivo», ha indicado el Parlamento en su comunicado.

La caída del Gobierno de Borisov se espera que desencadene meses de incertidumbre política y probablemente la celebración de elecciones anticipadas en primavera.

El domingo por la noche, Borisov había anunciado su renuncia tras la derrota de Tsetska Tsacheva en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que se ha impuesto el candidato del Partido Socialista de Bulgaria, Rumen Radev, un antiguo comandante de las Fuerzas Aéreas sin experiencia política.

«Por los resultados, está claro que la coalición gobernante no tiene la mayoría y no puede ni siquiera aprobar el presupuesto», afirmó.

«Siempre he sido parte del pueblo y cuando algo está mal, lo puedo notar en la piel. La gente me decía que había algo que estaba mal en las prioridades y que hay otros que son mejores», apuntó.

La actual coalición en el poder está formada por el GERB, el derechista Bloque Reformista y el nacionalista Frente Patriótico, y se ha caracterizado por las constantes fricciones de las tres agrupaciones desde que llegaran al poder a finales de 2014.

El presidente saliente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, debe pedir ahora al mayor partido del parlamento, el GERB, formar Gobierno, pero Borisov ya ha anunciado que rechazará el encargo y ha sugerido que lo intente el Partido Socialista Búlgaro, segundo en número de escaños.

No obstante, la presidenta de esa formación, Kornelia Ninova, ha declarado que tampoco está dispuesta a probar suerte.