Marchan a las obras de la incineradora para dejar claro que la sociedad la rechaza

Cientos de personas han marchado desde Zubieta hasta las obras de la incineradora y la macrocárcel para protestar contra ambos proyectos. La cita, convocada por Gipuzkoa Zutik, ha comenzado pasadas las cuatro de la tarde con una asamblea en la que informaron a los asistentes cómo actuar.

@belastegi|Donostia|27/05/2017 18:18|1 comentario
Zubibi
Protesta en la explanada donde se construirá la incineradora. (Juan Carlos RUIZ / ARGAZKI PRESS)

Se han dividido en tres columnas, la A y la B transcurrirían por el monte mientras que la C, más larga, pasaba junto al hipódromo de Lasarte. 
Han repartido disfraces para todo—buzos, mascarillas y pelucas— y botellas de agua, y han recordado pautas básicas de seguridad, sobre todo teniendo en cuenta el calor que hacía.

«Queremos demostrar que la gente está en contra de la incineradora», han asegurado en la plaza de Zubieta entre aplausos antes de indicar la salida de la primera columna. «Nos han dicho que las obras ya han comenzado y queremos ver con nuestros propios ojos si es verdad», y han marchado.

Hacia las 17.30 los manifestantes han llegado a las inmediaciones de las obras, donde ya esperaban varios furgones de la Ertzaintza. El objetivo era entrar en el recinto y lo han conseguido. Un grupo mayoritario ha decidido seguir a las pancartas que decían «Ez onartu erraustegia» y «Erraustegia geldituko dugu» hasta las obras mientras que otro grupo esperaba en el camino tomando fotografías del momento y compartiéndolas en las redes sociales con el hashtag #ResistZubieta, que ha conseguido ser trending topic en el Estado español en Twitter.

Tras permanecer un rato en la zona y dando por conseguido su objetivo, los manifestantes han regresado todos juntos por uno de los caminos elegidos. Una vez de vuelta en la plaza de Zubieta, en un ambiente festivos, han repuesto fuerzas con cervezas, chocolate y frutos secos.

«Lo de hoy ha sido una pequeña victoria. Seguiremos luchando en este sentido», ha asegurado uno de los organizadores al final. Además ha anunciado que algunas personas habían conseguido llegar hasta las máquinas, que se encontraban en la parte de la macrocárcel, y las habían pintado a modo de protesta. También han esparcido por la zona bolas de semillas «de las que germinarán árboles, germinará vida».