Un sindicato de la Ertzaintza pide la vuelta de las pelotas de goma

Una concentración en la explanada del campo de San Mamés ha recordado al ertzaina Inocencio Alonso, que sufrió un infarto que le provocó la muerte mientras participaba en el operativo desplegado con motivo del partido Athletic-Spartak de Moscú. El sindicato Esan, convocante del acto, ha reclamado la vuelta de las pelotas de goma.

NAIZ|BILBO|24/02/2018 16:16
Inocencio-alonso-smames
Ofrenda floral en memoria del ertzaina fallecido. (@PPdeBilbao)

La concentración en repulsa por los incidentes del pasado jueves y en recuerdo del ertzaina Inocencio Alonso ha contado con la presencia de representantes de todos los sindicatos de la Ertzaintza, compañeros del homenajeado, así como representantes políticos, entre los que estaban el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Bilbo, Luis Eguíluz, y la parlamentaria de ese partido en Gasteiz, Nerea Llanos.

El acto ha tenido lugar en el mismo punto en el que cayó desplomado el ertzaina, donde se ha colocado una fotografía del agente, flanqueada por el emblema de la Ertzaintza y una bandera del Athletic.

Tras diez minutos de silencio, se ha procedido a realizar una ofrenda floral y se han colocado velas junto a la fotografía del fallecido, para volver de nuevo a guardar otros diez minutos de silencio y concluir el acto con una salva de aplausos.

Modelo policial y pelotas de goma

Tras el acto, Eneko Urkijo, secretario general del sindicato Esan, al que estaba afiliado el agente fallecido, ha reclamado un cambio en las formas de trabajo de la Ertzaintza, ya que, aunque Alonso falleciera por un infarto de miocardio, ha alertado de que se encontraba trabajando, llevaba más de doce horas ejerciendo labores de antidisturbio, lo que «no puede ser».

«Hay que cambiar las condiciones laborales y hay que evitar los enfrentamientos cuerpo a cuerpo. El modelo policial que quiere implantar el Departamento hay que desterrarlo. No tenemos el número suficiente de ertzainas como para hacer frente a un nutrido grupo de gente que quiere atacar a ciudadanos, policías o aficionados del equipo contrario», ha manifestado.

Por ello, Urkijo ha pedido una vuelta al modelo policial anterior. «Nos guste o no, es el único que se puede utilizar en Euskadi. Las pelotas que lanzábamos no eran para hacer daño, eran para mantener distancia de seguridad tanto para los ciudadanos, como para los propios ertzainas», ha explicado, para añadir que «no puede ser que hagamos un cuerpo a cuerpo con equipos tácticos que pesan 25 kilos, no somos operativos».

NOTICIAS RELACIONADAS