Garellano acogerá el edificio residencial más alto de Euskal Herria, con 36 plantas y 119 metros

Bilbo acogerá en Garellano el edificio residencial más alto de Euskal Herria, que contará con 119 metros de altura, 36 plantas, un máximo de 198 viviendas, 235 plazas de aparcamiento y una amplia zona de galería comercial.

NAIZ|BILBO|27/03/2018 16:36|1 comentario
Torre-bilbo
La torre, de 36 plantas, tendrá 119 metros de altura.

En rueda de prensa, Bilbao Ría 2000 ha anunciado que la parcela en la que se construirá el edificio de Garellano tiene una superficie de 2.247 metros cuadrados y será colindante con la futura estación soterrada de autobuses Termibus. La urbanización incluye un parque urbano con una superficie de 5.700 metros cuadrados.

El alcalde de Bilbo, Juan Mari Aburto, ha señalado que este será un proyecto «emblemático» de la ciudad, diseñado por el equipo liderado por Richard Rogers, arquitecto británico ganador del premio Pritzker en 2007, y que rematará el espacio de Garellano que, junto a Basurto-San Mamés, se ha convertido en un «nuevo espacio neurálgico» de la capital. «El gabinete de arquitectura Rogers, Stirk, Harbour & Partners aportará infraestructura de vanguardia y prestigio», ha agregado.

En la actualidad, esta parcela está ocupada por la estación provisional de autobuses, habilitada mientras se llevan a cabo las obras de construcción de la nueva terminal, que se prevé que esté finalizada en mayo de 2019.

Aburto se ha referido a Garellano como unas de las «puntas de lanza» de futuros proyectos de desarrollo para la ciudad, como Zorrotzaurre u Olabeaga, y ha destacado la labor de Bilbao Ría 2000 como entidad comprometida con el «diseño urbano y desarrollo» de la ciudad.

Deuda de Bilbao Ría 2000

Igualmente, ha afirmado que con la venta de esta parcela y de otra ubicada en Barakaldo se espera a reducir la deuda actual de 57,8 millones de Bilbao Ría 2000 hasta los 20 millones de euros, y ha recordado que, cuando él llegó a la presidencia de la entidad, esta acumulaba una deuda de más de 100 millones.

Por su parte, el socio responsable del proyecto de Rogers, Stirk, Harbour & Partners, Simon Smithson, ha subrayado que el estudio, que cuenta con unos 200 trabajadores, realiza el 60% de sus trabajos fuera de Inglaterra. Entre ellos se encuentran un nuevo metro para la ciudad de Melbourne, la terminal del aeropuerto de Taipéi o dos rascacielos en Bogotá.

«Bilbao es un ejemplo mundial de urbanismo», ha apuntado, para añadir que las ciudades deben «reinventarse», cambiar y mejorar, «si no, no sobrevivirán».

A su juicio, se vive un momento de «gran cambio» positivo para el urbanismo, en el que se puede «aprender» del modelo de ciudad planteado en la capital.

Del mismo modo, el director general de Bilbao Ría 2000, Ángel María Nieva, ha resaltado que si el promotor que se haga con la parcela decide no llevar a cabo este edificio, deberá hacer frente a una indemnización, aunque ha dicho que es de «interés» del Ayuntamiento y de esta Sociedad que se realice este estudio previo.

El proceso de licitación comenzará este miércoles, con la publicación de las bases y la apertura del periodo para recibir ofertas que se espera concluya en dos meses para que el Consejo de Administración de la sociedad del mes de junio, declare al ganador del mismo.

A partir de ese momento, consideran que pasará un año hasta que comiencen las obras, lo que dará tiempo para que la parcela, que actualmente acoge a la estación de autobuses provisional, pueda quedar libre con la entrada en funcionamiento, en 2019, de la estación de autobuses soterrada.

La construcción de este edificio culminará la intervención urbanística de Bilbao Ría 2000 en el ámbito de Garellano, en el que a la conclusión de esta última parcela se habrán edificado 612 viviendas protegidas y 440 libres, repartidas en ocho parcelas.