El Gobierno español impide al buque Aita Mari navegar a Lesbos

La Autoridad Marítima Española ha informado al Aita Mari, el pesquero reconvertido en buque de rescate, de que no tiene permiso para dirigirse hacia el Mediterráneo. El buque pretende hacer llegar a los refugiados ayuda sanitaria.

Naiz|15/04/2019 09:35|0 comentarios
Aita_mari_1
Tripulación del Aita Mari y miembros de la ONG SMH, en Pasaia. (Andoni CANELLADA/FOKU)

La Autoridad Marítima Española ha advertido al Aita Mari, el pesquero reconvertido en buque de rescate, de que no tiene permiso para dirigirse hacia el Mediterráneo salvo que antes «proceda a puerto español», según denunció ayer la ONG Salvamento Marítimo Humanitario.

Fuentes de esta ONG han explicado que el Aita Mari zarpó el pasado viernes de Lisboa rumbo a la isla de Lesbos (Grecia) con la intención de transportar ayuda humanitaria y de utilizar en las islas griegas el buque como hospital y no para realizar labores de salvamento.

Salvamento Marítimo, que depende del Ministerio de Fomento, ha explicado en un comunicado que el barco obtuvo en Lisboa «despacho de las autoridades lusas para hacer transporte» de esta mercancía –productos médicos y de higiene básicos y leche en polvo para bebés– con destino a los campos de registro en Lesbos.

Pero ha precisado que, a pesar de contar con ese permiso por parte de Portugal, el Aita Mari recibió este sábado, durante su viaje a Lesbos, un mensaje de la Autoridad Marítima Española en la que le advertía de que carecía de su permiso para dirigirse al Mediterráneo.

La comunicación indicaba que la embarcación debía «proceder previamente a puerto español y solicitar despacho indicando puerto o zona de destino y detallando la actividad que pretende realizar».

La ONG entiende que con este mensaje el Estado español «va en contra de la decisión de la autoridad marítima lusa» y pide a las autoridades españolas, dada la «urgencia de la situación», que ratifiquen el despacho otorgado por las autoridades lusas y dejen continuar al Aita Mari rumbo al Egeo «sin necesidad de recalar en puerto español toda vez que no se van a realizar labores de salvamento».

«La confirmación de la paralización del buque con ayuda humanitaria para niños, mujeres y hombres retenidos en las islas del Egeo sería una muestra de crueldad muy difícil de justificar», ha recalcado Salvamento Marítimo Humanitario.

La ONG está ahora a la espera de la respuesta de las autoridades españolas para tomar una decisión sobre el Aita Mari que, según han precisado, navega en estos momentos a la altura de la costa de Almería.

En declaraciones desde el barco distribuidas por Salvamento Marítimo Humanitario, el capitán del barco de rescate, Marco Martínez, califica de «desconcertante» la decisión de no permitir al Aita Mari transportar la ayuda humanitaria a Grecia.

Tras precisar que llevan a bordo material médico, leche en polvo para bebés y productos básicos de higiene, el capitán agrega que el Aita Mari está dotado con una enfermería que mejoraría la atención sanitaria de los refugiados que aún quedan en las islas griegas del Egeo viviendo en situaciones «muy difíciles».

Martínez ha considerado que esta decisión «del Gobierno de Pedro Sánchez» sólo trae «crueldad hacia los niños, hombres y mujeres retenidos en las islas del Egeo». «No nos dejan ir a Grecia sin causa justificada, pero la solidaridad no es delito; en cambio, la pasividad ante el que sufre, si lo es», ha concluido.

NOTICIAS RELACIONADAS

 

En la última aportación al debate, el periodista Fermin Munarriz analiza la importancia que tienen los medios de comunicación en la formación de la identidad de una comunidad. Desde esa perspectiva considera que EiTB debe dejar de lado competencias estériles con grupos exteriores y empezar a pensar y actuar en clave de país.

EITB, TERRITORIO, CULTURA, SOCIEDAD
Fermin MUNARRIZ