Cultura vasca, deporte y turismo unen a cuatro pueblos navarros con el mismo nombre: Uharte

Los ayuntamientos de Uharte, Uharte Arakil, Uharte Garazi y Uhartehiri firmaron en 2002 un acuerdo de hermanamiento para estrechar las relaciones entre estos cuatro pueblos navarros. Ahora están reforzando esos vínculos mediante un itinerario que aunará cultura vasca, deporte y turismo.

Iñaki Vigor|09/05/2019 09:50
Uharte
Imagen de una de las entradas a Uharte.

A pesar de compartir una misma cultura vasca, lo cierto es que las relaciones entre los pueblos de ambos lados de la frontera interestatal son más bien escasas. Los acuerdos de hermanamiento han facilitado encuentros y conocimientos mutuos, pero en la mayoría de los casos se han limitado a visitas protocolarias en las fiestas de cada localidad.

Así ha venido ocurriendo en el caso de estos cuatro Uhartes navarros (dos en Nafarroa Garaia y otros dos en Nafarroa Beherea), hasta que en el año 2016 el concejal de Hermanamientos, Turismo y Medio Ambiente del Uharte de Iruñerria, Juan Mari Feliu, planteó a Udalbiltza la posibilidad de dar un nuevo impulso a este singular hermanamiento para establecer un acercamiento permanente entre los cuatro pueblos.

La Asamblea de municipios y electos municipales de Euskal Herria incluyó esa propuesta dentro del programa ‘Hurbiltzen’ y se creó un comité técnico integrado por concejales y agentes sociales que han ido madurando la idea hasta diseñar un proyecto integral para reforzar el conocimiento mutuo, poniendo el acento en la historia común y en el patrimonio de cada pueblo. También se animó a los vecinos y sociedades populares a participar en este proyecto y establecer intercambios entre ellos.

Todo ello está cristalizando en la creación de un recorrido que unirá los cuatro Uhartes y en la próxima confección de un folleto-mapa que recogerá treinta puntos de interés, cada uno con fotografías y datos sobre el importante patrimonio histórico y arquitectónico que existe en torno a estas localidades o en el trayecto que las une.

A modo de ejemplo, Juan Mari Feliu cita las ermitas de Itxasperri y Atondo; los monasterios de Orreaga, Zamartze, Iharte y Aranbeltz; castillos y palacios como los de Uhartehiri, Latsaga o Arazuri, puentes románicos, dólmenes o el asentamiento del poblado romano-vascón de Iturissa.

Este folleto se editará en tres lenguas (euskara, francés y castellano) y se distribuirá en oficinas de turismo, albergues y hostales situados en esta ruta o en su entorno.



En varias etapas, cada cual a su ritmo
El itinerario sigue la señalización del GR-65 y el E3 europeo e incluye varias etapas que pueden realizarse a pie, en bici o a caballo, al ritmo de cada cual. La primera etapa sale de Uhartehiri y concluye en Luzaide tras pasar por Sohiartze, capilla de Haranbeltz, palacios de Latsaga y Lakarra y Uharte Garazi.

Desde esta última localidad se asciende después el exigente puerto de Ibañeta y se baja a Orreaga, uno de los principales hitos de la ruta, para continuar hasta Uharte tras pasar por Auritz, Erro y Zubiri.

En el Uharte de Iruñerria se toma el Parque Fluvial del río Arga hasta Arazuri, pero queda por definir el tramo hasta el espectacular desfiladero de Oskia pasando por Oltza y Lete-Iharte. Una vez en Irurtzun, se sigue la antigua ruta romana por Itxasperri hasta Zamartze y Uharte Arakil, con la opción de subir al santuario de San Miguel de Aralar y visitar varios dólmenes en el camino.

Este proyecto cultural, deportivo y turístico servirá no solo para reforzar los lazos entre los cuatro Uhartes navarros, sino también para superar la frontera artificial impuesta por los estados francés y español dentro del territorio vasco. Baztandarren Biltzarra, Nafarroa Eguna, Fazeria Eguna, Iparra Hegoa y Sorogain son otras fiestas, ya consolidadas, que han superado la muga, y en esa misma línea está trabajando Udalbiltza con otros dos proyectos que reforzarán los lazos entre Sara y Ataun, por un lado, y Tutera y Maule, por otro.

Pueblos situados entre aguas
El topónimo Uharte (o Ugarte) procede de ‘ur arte’ y, además de su significado de ‘isla’, hace referencia a los lugares situados entre dos o más ríos confluentes o en meandros. Así ocurre con la ubicación de los cuatro pueblos navarros que comparten este nombre y su etimología.

Uharte está regado por el río Arga, que traza una curva y rodea el pueblo por el este, el sur y el oeste, para unirse luego al río Ultzama y dejar al casco urbano literalmente rodeado de aguas. A pesar de que está situado a escasos kilómetros de Iruñea, pertenece a la merindad de Zangoza, mientras que Uharte Arakil pertenece a la merindad de Iruñea aunque se encuentra a 30 kilómetros de la capital navarra.

Uharte Arakil se fundó en una ubicación estratégica para facilitar la defensa de la población. El núcleo original está junto a un meandro del río Arakil y al pie del gran espolón rocoso que se desprende de la sierra de Aralar y penetra en el valle de Sakana.

Uharte Garazi se encuentra rodeado de varios cursos fluviales, ya que es atravesado por el río Errobi y este se alimenta de las regatas Arnegi, Pagola, Landarreta y Sourits.

Por último, Uhartehiri es regado por el río Biduze, en el que confluyen las regatas de Izpaxuri y Urbeltz.