Rahul Gandhi presenta su dimisión por la debacle electoral, pero su partido la rechaza

El presidente del histórico Partido del Congreso, Rahul Gandhi, ha presentado hoy su dimisión como líder de la principal formación opositora india por la reciente debacle electoral, en la que logró tan solo 52 escaños frente a los 303 del BJP del primer ministro, Narendra Modi, aunque su partido ha rechazado la petición.

NAIZ|25/05/2019 19:40
2019-05-26_gandhi
Rahul Gandhi gesticula en una rueda de prensa. (Sajjad HUSSAIN / AFP)

Reunida la cúpula del Partido del Congreso en el cuartel general de la formación en Nueva Delhi para analizar la rotunda derrota electoral del jueves, era esperada la decisión de su presidente, Rahul Gandhi de presentar su dimisión, como también la negativa de la formación a aceptarla.

«El presidente del Congreso, Rahul Gandhi, en su intervención ante el CWC (Comité de Trabajo del Congreso) presentó su dimisión como presidente del partido. El CWC la rechazó de manera unánime y con una sola voz», ha asegurado la formación en el documento final presentado tras el encuentro, desarrollado a puerta cerrada.

El partido ha reclamado, además, a Gandhi «su guía y liderazgo en estos momentos difíciles» para proseguir «la batalla ideológica» en India por el bien de los jóvenes, los pobres, las minorías, las castas bajas y los sectores desfavorecidos.

El Partido del Congreso, unido en su ADN a la dinastía Nehru-Gandhi desde sus orígenes, ha gobernado India en buena parte de sus siete décadas de democracia tras la independencia británica, mandatos que estuvieron ligados en su mayoría a la familia de Rahul: su bisabuelo Jawaharlal Nehru, su abuela Indira Gandhi, su padre Rajiv Gandhi y su madre Sonia Gandhi, que presidió el partido sin llegar a gobernar.

Lucha y compromiso

«El Congreso ha perdido la batalla, pero su lucha contra las fuerzas que dividen y el compromiso con nuestros principios sigue fortaleciéndose», ha remarcado en una rueda de prensa posterior el principal portavoz del partido, Randeep Singh Surjewala.

El proceso de votación de las elecciones generales indias comenzó el 11 de abril y se prolongó en siete fases hasta el 19 de mayo, con el recuento posterior de los votos el pasado día 23, que otorgó una rotunda victoria, con 303 escaños de 542, al BJP de Modi.

La derrota del Partido del Congreso ha sido si cabe más dolorosa que la vivida en 2014, cuando la formación obtuvo su mínimo histórico con 44 escaños, frente a la mayoría entonces de 282 del BJP. Entonces su caída era esperada por las continuas acusaciones de corrupción en el seno de su Gobierno, desgastado por años de mandato, pero pocos esperaban que la conocida como «ola Modi» se prolongara otra legislatura con incluso mayor fuerza, ni tampoco que la nueva era de Rahul Gandhi al frente del partido se limitara a un leve impulso con una mejoría de sólo 8 escaños.