Richard Carapaz gana en Courmayeur y se viste de rosa

Richard Carapaz ha ganado la decimocuarta etapa con final en Courmayeur y es el nuevo líder del Giro al atacar en la parte final del puerto más duro de la jornada, el Colle de San Carlo, a 28 de meta y llegar con 1:32 a Simon Yates y 1:54 al grupo del resto de los favoritos en el que ha entrado Mikel Landa, que ha defendido en todo momento a su compañero. [Detalles de la carrera]

Joseba ITURRIA|25/05/2019
Afp_1gw6tv
Richard Carapaz realizó en solitario los últimos 28 kilómetros. (Luk BENIES /AFP)

Carapaz se coloca líder con siete segundos a Roglic, 1:47 a Nibali, 2:10 a Majka y 2:50 a Mikel Landa, que ya es quinto en la general, aunque ahora cambiará su rol y el del equipo al tener que defender la maglia rosa.

Movistar ha dado otro golpe a todos los rivales al marcharse Richard Carapaz en la subida de San Carlo y marcar Mikel Landa al resto de rivales para que el ecuatoriano lograra su segunda victoria en este Giro. Además, se coloca líder con siete segundos a Primoz Roglic, 1:47 a Vincenzo Nibali, 2:10 a Rafal Majka y 2:50 a Mikel Landa, que ya es quinto en la general, aunque ahora cambiará su rol y el del equipo al tener que defender la maglia rosa.

La etapa de solo 131 kilómetros y cinco puertos de montaña, dos de Primera y final en uno de Tercera, ha comenzado con dos ataques de Simon Yates en el kilómetro 13 en la primera subida de Verrayes al que han respondido Roglic, Mikel Landa y Carapaz, lo que ha dejado un grupo de una treintena de corredores en cabeza en el que el esloveno no tenía ningún compañero de equipo.

Pero los demás no han querido dar continuidad a la batalla y han permitido que se produjera el reagrupamiento y entraran los compañeros del esloveno. La tranquilidad ha permitido formarse y coger tiempo a una escapada en la que han entrado Amador (Movistar), Juul Jensen y Hamilton (Mitchelton), Cattaneo y Masnada (Androni), el rey de la montaña Ciccone (Trek), Hugh Carthy (Education First) y Sosa (Ineos), a los que luego se han unido Ion Izagirre (Astana), Caruso (Bahrain) y los Ag2r Dupont y Gallopin.

El Jumbo ha trabajado por detrás para que la escapada apenas tuviera 1:40 cuando a 35 de meta empezaba el puerto más duro de la etapa, el Colle San Carlo (10,5 kms. al 9,8%), con el objetivo de que los rivales de Roglic no tuvieran compañeros por delante en los 25 kilómetros que separaban el alto de la meta.

Luego ha sido el Bahrain el que ha cogido el mando del pelotón para preparar el ataque de Nibali, al que han respondido inmediatamente Roglic, Landa, Carapaz y Miguel Ángel López para formar un quinteto que ha encontrado el apoyo de Caruso para atrapar al más fuerte de la fuga, Ciccone, a 29 de meta tras un ataque del colombiano del Astana que ha vuelto a dejar por delante a los cinco más fuertes de este Giro.

A 28 de meta y a tres del alto ha saltado Richard Carapaz y eso ha dejado por detrás a Nibali, Landa, Roglic, Miguel Ángel López y Majka, que han coronado a más de medio minuto del ecuatoriano del Movistar. El siciliano ha apretado en los últimos metros para lanzarse en el descenso con el alavés a su rueda.

A pesar de que en la parte inicial del descenso han recortado desventaja a Carapaz, Nibali ha dejado todo el trabajo a Roglic, con Landa a su rueda, hasta que el esloveno se ha cansado de asumir la responsabilidad y ha vuelto a incrementarse la ventaja del ecuatoriano del Movistar. Así han llegado por detrás Simon Yates, Dombrowski, Sivakov y Caruso, que ha sido el que ha marcado el ritmo en el grupo de los favoritos para beneficio de Carapaz, cuarto del pasado Giro, que se ha enfundado la maglia rosa y de Simon Yates, que ha sido segundo en la meta a pesar de la debilidad mostrada en toda la etapa. Nibali ha sido tercero y ha logrado los últimos cuatro segundos de bonificación y Mikel Landa ha entrado quinto, la misma posición que ocupa en la general.

Mikel Nieve, aunque ha acusado el esfuerzo de ayer, es decimotercero en la general a 10:20 y Víctor de la Parte vigésimo a 21:22.