Piden a la Diputación de Araba que lleve a los tribunales el testimonio de 146 víctimas del franquismo

EH Bildu, Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo han reclamado a la Diputación foral de Araba que cumpla la moción aprobada por las Juntas Generales del herrialde y presente una querella en base a los 146 testimonios recogidos en la Oficina de Víctimas de Franquismo.

Ion SALGADO|18/07/2019 11:55
Homenaje
Representante de EH Bildu, Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo han participado en el homenaje. (Jaizki FONTANEDA/FOKU)

EH Bildu, Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo han exigido a la Diputación foral de Araba que «cumpla con la palabra dada» y, tal como aprobaron las Juntas Generales, presente una querella en base a los 146 testimonios recogidos en la Oficina de Víctimas del Franquismo.

Las cuatro formaciones han realizado esta petición en un homenaje a las víctimas de la guerra de 1936 y de la represión. Un acto unitario en el que han recordado que, según el informe elaborado por Gogora, entre 1936 y 1945 en Araba fallecieron 60 personas en bombardeos, 198 en ejecuciones extrajudiciales, 30 en ejecuciones sumarísimas y 289 en prisión.

«Todas estas personas fueron víctimas de crímenes de lesa humanidad. A ellas hay que sumar otros 593 milicianos muertos en combate. Todo ello sin olvidar a las miles de personas que sufrieron las otras caras de las represión: incautaciones, cárcel, torturas, batallones de trabajo», han señalado, y han advertido de que 83 años después del golpe militar «no hemos completado la fotografía de la represión en Araba».

«Pero lo que es más grave aún, 83 años después observamos con angustia cómo fuerzas de la ultraderecha renacen de las cenizas para abanderar actitudes y valores antidemocráticos, machistas, homófobos… El auge de la ultradereha ha traído consigo además una derechización de otras formaciones», han manifestado, y han remarcado que «la lucha contra la impunidad continúa».

La primera en declarar a Martín Villa persona non grata

En este sentido, han recordado que Gasteiz fue la primera ciudad del Estado español en declarar a Martín Villa persona non grata y sumarse a la iniciativa denominada Juicio a Martín Villa, que tiene por objeto juzgar a Martín Villa por crímenes de lesa humanidad.

También han saludado la presentación de una ILP en el Parlamento de Gasteiz para elaborar una Ley de Memoria Histórica y han aplaudido el valor de las víctimas de tortura que han presentado ante el juzgado de instrucción de Tolosa denuncias contra el capitán Muñecas. Asimismo, han puesto en valor que un juzgado de instrucción de Madrid haya admitido a trámite una querella criminal por delitos de torturas en un contexto de crímenes contra la humanidad contra personas como Antonio González Pacheco, ‘Billy El Niño’.

Pese a estos avances, también se han dado pasos atrás, como la paralización de la exhumación de Franco por parte del Tribunal Supremo. «Mención aparte merece la jerarquía de la Iglesia católica. Ahora que se cumplen 50 años de la inauguración de la Catedral Nueva de Gasteiz con Franco bajo palio, el nuncio del Vaticano se ha despedido de su cargo asegurando que sacar los restos de Franco del Valle de Los Caídos es resucitarlo. Esa es la diplomacia vaticana», han censurado.

Verdad, justicia y reparación

Han remarcado que, ante esta situación, 83 años después es preciso seguir reclamando verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. «Verdad sobre el golpe militar de 1936 y la dictadura franquista, lo que requiere que se destinen los recursos públicos necesarios para recuperar la memoria histórica de la represión», han explicado, y han afirmado que «justicia es sinónimo de querellas en los juzgados locales contra la dictadura por crímenes de lesa humanidad, como ya han hecho Iruñea, Elgeta, Bergara, Durando o Eibar».

«Reparación para todas las víctimas. Independientemente de quién sea su victimario o qué tipo de vulneración haya sufrido exige que todas esas personas represaliadas sean reconocidas y reparadas, y que para ello se destinen recursos públicos a la identificación genética de las personas desaparecidas para poder enterrarlos dignamente», han añadido antes de reafirmarse en «los valores que representaba aquella voluntad republicana fruto de la colaboración entre diferentes y el impulso popular».

«Queremos recoger el testigo de quienes comenzaron la construcción de una sociedad más justa que la sublevación militar y la dictadura truncaron. Soñaron con la libertad, soñaron con las bases de una sociedad que abogaba por la igualdad entre hombres y mujeres, por la enseñanza pública, por la paz, por el futuro de las personas trabajadoras, por los derechos sociales, por el bien común, por la separación entre el Estado y la Iglesia, por la solidaridad…», han subrayado.

Y han hecho un llamamiento a la ciudadanía a implicarse de manera activa en la «construcción de un futuro mejor para todos y todas, una Araba más justa, sostenible, solidaria, diversa y feminista. Porque no solo es posible, sino que es, además, necesario». Cabe recordar que esta tarde, a las 20.00, tendrá lugar una concentración contra el franquismo frente a la Catedral María Inmaculada de Gasteiz.

NOTICIAS RELACIONADAS