La crisis de gobierno en Italia se cobra la dimisión del primer ministro, Giuseppe Conte

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado este martes que va a presentar su dimisión al presidente de la República como resultado de la crisis de gobierno abierta por el líder de la Liga, el ultraderechista Matteo Salvini, cuya «irresponsabilidad» ha criticado duramente en el Senado.

NAIZ|Roma|20/08/2019
Giuseppeconte
El primer ministro italiano durante su discurso en el Senado. (Andreas SOLARO | AFP)

«Al final del debate iré a ver al presidente de la República para comunicarle la interrupción de la experiencia de gobierno y entregarle la dimisión», ha anunciado Giuseppe Conte durante su intervención ante el Senado.

«La crisis en marcha compromete inevitablemente la acción del Gobierno, que aquí se para, pero queda mucho por hacer», ha reconocido el primer ministro, que en su intervención ha acusado a Mario Salvini, viceprimer ministro y líder de la ultraderechista Liga, de «oportunismo político» y de irresponsabilidad por hacer caer el Gobierno.

«La Liga ha dicho que ya no quería seguir con esta alianza de gobierno y ha pedido elecciones inmediatas. Ha presentado una moción de censura contra el Gobierno y ha pedido que se fijara una fecha. La del ministro Salvini ha sido una decisión grave que comporta consecuencias para la vida política, económica y social del país», ha subrayado Conte.

También ha criticado la incoherencia de Salvini por presentar una moción contra un Gobierno del que los ministros de la Liga aún no han dimitido.

Siguientes pasos

La renuncia del primer ministro deja en manos de Sergio Mattarella los siguientes pasos a dar. El presidente de la República debería abrir consultas con los líderes de los distintos partidos políticos para ver si hay posibilidad de formar un gobierno alternativo o de lo contrario es necesario el adelanto electoral, como desea Salvini.

Durante su intervención. Conte ha señalado que el país no debe temer unas elecciones anticipadas porque «es la esencia de la democracia», pero ha matizado que pedir a los italianos «que voten cada año es irresponsable».

Salvini no se arrepiente

Tras la intervención de Conte, ha llegado el turno de Salvini, quien también ha hablado en tono duro en una bronca sesión parlamentaria y ha afirmado que «volvería a hacer lo mismo».

«No tengo miedo de la opinión de los italianos. Quien tiene miedo de la opinión de los italianos no es un hombre libre», ha comentado nada más comenzar.

Salvini ha asegurado que su partido no teme unas elecciones en otoño y tampoco a una posible alianza entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema) y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), que podrían unirse y formar un nuevo Ejecutivo, pues juntos tienen mayoría parlamentaria.

En un tono de campaña electoral, ha dicho que quiere hacer de Italia un país «libre y soberano» que «no tenga que defenderse continuamente de las decisiones» de Bruselas.