Sortu: «Contra la convivencia atenta que aún haya que exhibir fotos o hacer recibimientos»

La formación abertzale considera preocupantes las declaraciones del delegado del Gobierno español, Jesús Loza, quien dijo el domingo que no descartaba «un rebrote del terrorismo». La formación abertzale valora que esas palabras parecen «querer avanzar futuras nefastas decisiones de su partido», e insiste en que la izquierda abertzale «siempre ha estado implicada en la búsqueda de la paz».

NAIZ|20/08/2019 11:55
Presos
Movilización por los presos y presas en la playa de Muskiz. (Marisol RAMÍREZ I FOKU)

Sortu ha remitido una nota de prensa en la que lamenta que «tras la polémica de los ongi etorris», que ha levantado una gran polvareda mediática en las últimas semanas, «la estrategia de la provocación de la España profunda se ha reactivado como todos los veranos con la guerra mediática y judicial a las fotos de los presos», en referencia a lo ocurrido en la txosna de la comparsa Txori Barrote de Bilbo, donde la Ertzaintza retiró el domingo las fotografías de presos y presas políticas de la villa por orden del juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal.

La formación abertzale recuerda al respecto que el propio tribunal especial «ya ha considerado que exhibir las fotos de los presos (la más reciente por las fotos de la Korrika en Iruñea) no es delito ni de apología ni de humillación a las victimas sino que puede ser una forma de reivindicar los derechos de los encarcelados o de realizar una crítica política al alejamiento y la dispersión».

Con todo, a su juicio «lo mas preocupante de esta clásica serpiente de verano alentada por los sectores inmovilistas y contrarios a la paz y la convivencia» han sido las declaraciones realizadas por el delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, quien en una entrevista a “El Correo” afirmó que «a medio plazo» existe «una posibilidad de rebrote del terrorismo». Sortu valora al respecto que «el representante del Gobierno en funciones parece querer avanzar futuras nefastas decisiones de sus partido», y critica que se valga «de los últimos recibimientos y de la insuflada polémica alentada por los medios de comunicación de la derecha o las más vengativas de las asociaciones de victimas contrarias a solución alguna, para apuntalar un relato de parte, amenazar y aventurar una marcha atrás en el cambio de rumbo de la política penitenciaria que aun no se ha iniciado».

Pasado, presente y futuro

«Pretendiendo situar las posturas inmovilistas y una vuelta al pasado sobre las espaldas de la izquierda abertzale quiere ocultar todas las maniobras contrarias a la “normalización política” alentadas por su partido en el pasado, en el presente y, sin renunciar a su monopolio de la violencia en el futuro, augura escasas políticas de progreso o cambios de calado en la política penitenciaria», valora el partido independentista, que se pregunta además «¿por qué se alimenta artificial y mediáticamente la cuestión de la humillación a las victimas sabiendo que no obedece a ello? ¿por qué se insiste en buscar nuevos caminos represivos, prohibitivos y punitivos? ¿por qué se pretende legislar para el pasado y no para el futuro? ¿por qué se amenaza tanto velada como públicamente?».

En cualquier caso, Sortu insiste en que «la izquierda abertzale siempre ha estado implicada en la búsqueda y consolidación de la paz, en la recuperación de la convivencia y en ir a la raíz de los problemas», y responde que «lo que atenta contra la convivencia, no son ni las fotos ni los recibimientos de personas que han cumplido o están cumpliendo hasta el último de sus días, y aún más, por retorcimiento de la ley. Lo que verdaderamente atenta a la convivencia es que ocho años después del cese definitivo de la lucha armada, todavía se tengan que exhibir fotos o hacer recibimientos por no haber solucionado las consecuencias (presos) del conflicto».

«Los que han negado o esquivado la solución integral no pueden ahora ser abanderados de la ética«, concluye la formación abertzale.