Soldados israelíes matan a dos jóvenes palestinos durante las protestas en Gaza

Dos palestinos han muerto este viernes y más de veinte han resultado heridos por disparos de soldados israelíes durante las protestas semanales junto a la valla fronteriza en la Franja de Gaza. Uno de los fallecidos es un adolescente de 17 años que ha recibido un balazo en el cabeza.

NAIZ|06/09/2019
Palestina
El padre de uno de los jóvenes palestinos muertos por soldados israelíes llora junto al cadáver de su hijo. (Mahmud HAMS/AFP)

El Ejército sionista ha matado este viernes a dos palestinos durante los enfrentamientos con motivo de las protestas semanales junto a la valla fronteriza en la Franja de Gaza, ha informado el Ministerio de Sanidad del enclave.

Uno de los fallecidos, un menor de 17 años, ha sido identificado como Ali al-Ashqar, y ha muerto tras recibir, al este de Jabaliya un disparo en la cabeza por parte de las tropas israelíes apostadas en la valla de separación, ha manifestado el Ministerio palestino, que ha señalado que también han matado al este de Ciudad de Gaza a un segundo joven, no identificado, que ha recibido un disparo en el estómago.

Además, fuentes médicas han precisado que 23 personas más han resultado heridas, 15 de ellas por fuego real.

Desde el comienzo de las llamadas Marchas del Retorno, en marzo de 2018, los soldados israelíes han matado, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, a 310 palestinos y han herido a más de 17.000.

Los manifestantes reclaman el derecho al retorno de los refugiados palestinos y el fin del bloqueo israelí impuesto sobre la Franja de Gaza desde 2007, cuando el movimiento islamista Hamas, que había ganado las elecciones, se impuso por la fuerza a Al-Fatah cuando esta quiso hacerse con el control del enclave palestino tras ser derrotada en las urnas.

Según testigos presenciales, cientos de manifestantes han protestado esta tarde en distintos puntos de la verja de separación, donde han ondeado banderas palestinas y arrojado piedras contra los soldados.

Durante los últimos días se había mantenido la calma en Gaza, pero en la segunda quincena de agosto hubo un repunte de la tensión en la zona, con seis jornadas en las que se lanzaron cohetes desde la Franja hacia territorio israelí u las fuerzas sionistas realizaron bombardeos sobre el enclave palestino.

Ninguna de las facciones palestinas ha reivindicado por ahora estos últimos ataques, que analistas y milicias aseguraron que fueron actos individuales y descentralizados.

Israel, por su parte, considera a Hamas responsable de cualquier incidente o ataque que tenga lugar del interior del enclave costero.