Gorabide reivindica la sexualidad de discapacitados intelectuales con un plan concreto

La asociación vizcaína en favor de personas con discapacidad intelectual, Gorabide, ha presentado un Plan de Sexualidad para acompañar al colectivo en ese ámbito y romper los «tabúes y mitos» al respecto, como que son asexuales, hipersexuales o no pueden tener pareja.

NAIZ|11/09/2019 15:43
Gorabide
Miembros y voluntarios de Gorabide, tras la presentación. (Luis JAUREGIALTZO | FOKU)

Gorabide ha celebrado este miércoles su 57 aniversario con una jornada festiva y reivindicativa en la que han participado la consejera de Empleo y Políticas Sociales de Lakua, Beatriz Artolazabal; el diputado vizcaíno de Acción Social, Sergio Murillo; y el alcalde de Bilbo, Juan María Aburto. El acto se ha centrado en destacar la sexualidad como un derecho más de este colectivo y en presentar un plan concreto al respecto, surgido de un programa de afectividad que se desarrolla desde 2012 en la asociación y en el que participan 140 personas.

Se trata de una «herramienta o metodología» en la que a través de un diálogo entre la persona discapacitada y el denominado «facilitador» se descubren sus «anhelos, deseos y necesidades» en el plano sexual y se trata de ponerlos en marcha, según ha explicado el psicólogo y sexólogo de Gorabide, Javier Bengoa, a los medios de comunicación.

Este experto ha remarcado que «no hay ninguna diferencia» entre la sexualidad de estas personas y del resto de la sociedad, pero, según ha añadido, se les ha «protegido tanto» que al final se han «impermeabilizado» sus vidas al sexo.

«Hay que romper esos mitos y entender que el sexo es bueno, positivo y valioso, también para las personas con discapacidad intelectual», ha subrayado.

Ante los riesgos y consecuencias no deseadas de la práctica del sexo, como contagio de enfermedades de transmisión sexual o embarazos, Bengoa ha destacado que también «hay que hablar de ello y educar sexualmente. Algunas personas aprenderán y en otros casos necesitarán más apoyo según su grado de discapacidad, como en otras facetas de su vida».

Susana Gorbeña, presidenta de Gorabide, ha incidido en que este plan genera «una mirada positiva y desmonta mitos anclados en el imaginario colectivo», como que las personas con discapacidad intelectual «son asexuales o hipersexuales, que su sexualidad es especial o que no pueden tener pareja».

Bengoa considera que la guía supone la respuesta a «un mandato que nos interpela desde los valores éticos y desde los derechos». «Porque la sexualidad es una realidad irrefutable de los seres humanos, pero en el caso de las personas con discapacidad intelectual es preciso reivindicarla desde el ámbito de los derechos», ha dicho.