Ciudadanos propone al PP dar vía libre a Sánchez con la condición de sacrificar a Chivite

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha movido hoy ficha en el bloqueado tablero de la investidura española proponiendo al PP dar vía libre juntos a Pedro Sánchez hacia Moncloa. Pone únicamente tres condiciones; una de ellas es dejar caer el Gobierno navarro de María Chivite.

NAIZ|16/09/2019 12:20
Chivite
Pedro Sánchez y María Chivite, en un acto en Iruñea. (Jagoba MANTEROLA | FOKU)

A un día de que se consume la ronda de los partidos con el Rey que podría dar paso al adelanto electoral, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha realizado un movimiento que puede tener desarrollo y que entra como elefante en cacharrería en la escena política vasca. Ha planteado al PP dar juntos vía libre a Pedro Sánchez a La Moncloa, a través de la abstención, a cambio de tres condiciones; una de ellas, quizás la más difícil de asumir para el PSOE, es renunciar al Gobierno navarro de María Chivite (PSN).

Las otras dos consisten en un compromiso de impulso a la economía y la explicitación de que no se indultará a los líderes independentistas catalanes tras la próxima sentencia del Supremo.

Hasta ahora Rivera se había mostrado totalmente reacio a favorecer una investidura de Sánchez, pese a los reiterados llamamientos de este. También el PP de Pablo Casado tiene esta posición, pero en su seno hay diferentes criterios.

La declaración de Albert Rivera se ha producido mientras Pedro Sánchez lanzaba un nuevo llamamiento a Unidas Podemos para que le deje gobernar, por lo que todas las opciones siguen teóricamente sobre la mesa en esta recta final del proceso para decantar investidura o urnas.

Cs, PP y UPN han cargado furibundamente contra el Gobierno navarro desde antes incluso de concretarse. Pese a las dudas iniciales tras las elecciones de mayo, Ferraz terminó dando aval al PSN para que concretara el acuerdo con Geroa Bai, Podemos e I-E.

El PP elude responder tras dos horas de reunión

El PP ha evitado pronunciarse sobre la propuesta del líder de Cs, Albert Rivera, de plantear una abstención conjunta en la investidura de Pedro Sánchez, aunque coincide en las reclamaciones al secretario general de los socialistas sobre política territorial, modelo constitucional y economía.

Después de una reunión de más de dos horas en el Congreso entre Rivera y el presidente del PP, Pablo Casado, a petición del líder "naranja", fuentes populares han insistido en que «la pelota continúa en el tejado de Pedro Sánchez», aunque no aclara en un comunicado si aceptaría una abstención técnica con Ciudadanos.

El PP, añade el texto, mantiene su posición «marcada por la coherencia, la firmeza y el sentido de Estado».

A la salida de la reunión, Rivera ha señalado que ha ido «todo muy bien» y en otro comunicado su formación tampoco ha concretado si cuenta con el apoyo del PP para esta iniciativa que ha presentado este lunes, un día antes de que el rey acabe la ronda de consultas previa a una hipotética investidura.

Ciudadanos también ha subrayado que es Sánchez quien «tiene que mover ficha» y dar una respuesta a las tres condiciones que ha puesto el partido naranja 'in extremis' para facilitar que siga en la Moncloa y evitar la repetición de las elecciones: «romper el pacto de gobierno con los nacionalistas en Navarra», planificar la aplicación del 155 en Catalunya y no subir los impuestos a las clases medias y trabajadoras.

NOTICIAS RELACIONADAS