La ponencia que estudia el proyecto de Ley de Cooperativas rechaza la petición de Confebask

La ponencia parlamentaria encargada de estudiar el proyecto de Ley de Cooperativas de la CAV ha rechazado la petición de Confebask, que la semana pasada envió una carta a Bakartxo Tejeria en la que cuestionaba dos de las enmiendas de EH Bildu.

Ion SALGADO|GASTEIZ|17/09/2019 15:42
Ponencia
Reunión de la ponencia en el Parlamento de Gasteiz. (PARLAMENTO VASCO)

La ponencia creada para en el Parlamento de Gasteiz para estudiar el proyecto de Ley de Cooperativas de la CAV ha decidido no tomar en consideración la petición de Confebask, que la semana pasada envió un escrito a la presidenta la Cámara, Bakartxo Tejeria, en el que ponía en cuestión dos enmiendas presentadas por EH Bildu. Se refería a la enmienda 25 y a la 29, en las que el grupo soberanista reclama la entrada de las cooperativas en el Consejo de Administración de Lanbide en el apartado reservado a organizaciones empresariales, donde a día de hoy solo está representada esa confederación patronal.

La posibilidad de perder uno de los cinco asientos que tiene en la actualidad ha hecho que Confebask se dirija a la presidenta del Parlamento para solicitar que se recabe la opinión del Consejo de Relaciones Laborales (CRL) sobre las enmiendas presentadas por EH Bildu, «dada la trascendencia del asunto y las repercusiones que pudiera tener». Una posibilidad que ha sido descartada por los integrantes de la ponencia.

Cabe recordar que ayer EH Bildu denunció esta «gravísima intromisión». «Es inaceptable que Confebask le diga al Parlamento cómo debe tramitar un proyecto de ley, es una injerencia inadmisible porque Confebask no es nadie para decirle al Parlamento qué leyes tiene que aprobar o no», señalaron Leire Pinedo y Larraitz Ugarte, que advirtieron de que la solicitud de la patronal «no es ni normal ni habitual, y nos parece realmente grave porque tiene como objetivo dirigir y condicionar la actividad legislativa».

Las dos parlamentarias soberanistas recordaron que la presencia en el Consejo de Administración de Lanbide es una «vieja reivindicación de las cooperativas», que representan más del 7% del PIB y que dan empleo a más de 55.000 personas en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa.

«Es indispensable que la representación del mundo empresarial en Lanbide refleje toda la realidad económica y social de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, y eso pasa por dejarles sitio a las cooperativas, algo que también el Gobierno Vasco ve razonable», indicaron antes de anunciar que pedirán a la presidenta de la Cámara que transmita en una carta a Confebask el «carácter intolerable» de su comportamiento.

NOTICIAS RELACIONADAS