Rohani tiende la mano a los países vecinos ante el riesgo que supone el despliegue militar de EEUU

El presidente iraní, Hasan Rohani, ha tendido este domingo una mano a sus rivales del golfo Pérsico, en especial a Arabia Saudí, para rebajar las actuales tensiones y tratar de evitar un mayor despliegue de tropas estadounidenses en la región.

NAIZ|22/09/2019 15:51
Rohani
El presidente iraní, Hasan Rohani, durante el desfile militar celebrado en Teherán. (AFP)

En el marco del desfile militar celebrado en Teherán, con motivo del 39 aniversario del inicio de la guerra entre Irak e Irán (1980-1988), Rohani ha llamado a la paz a sus países vecinos después de que EEUU anunciase el despliegue de más tropas en Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos tras los ataques de la semana pasada contra dos plantas de la petrolera saudí Aramco, de los que Washington acusó a Teherán pese a que fueron reivindicados por los rebeldes hutíes del Yemen.

Rohaní ha vuelto a desvincular a su país de estos ataques y ha afirmado que «las mentiras de los que quieren atribuir los incidentes de la región a la República Islámica serán reveladas».

Ante las posibilidades de que se tome alguna otra acción contra Irán, el presidente ha advertido: «No somos de violar las fronteras de los demás del mismo modo que no permitiremos que nadie viole las nuestras».

«La seguridad del golfo Pérsico, del estrecho de Ormuz y del mar de Omán es endógena, las fuerzas extranjeras pueden crear problemas e inseguridad para nuestra nación y nuestra región», ha asegurado Rohani. 

Plan de seguridad

En este sentido, Rohani ha anunciado que durante su participación en la 74ª Asamblea General de Naciones Unidas, que se celebrará la semana entrante en Nueva York, presentará un plan de seguridad para la región.

«Este año, vamos a Nueva York con el eslogan de 'Una coalición por la esperanza' y la 'Iniciativa de paz de Ormuz'. Vamos a proponer un plan en Naciones Unidas que se basa en el hecho de que Irán, con la ayuda de los países de la región, puede garantizar la seguridad en el golfo Pérsico y en el estrecho de Ormuz», ha dicho Rohani.

Rohani ha explicado que «la lógica del plan se basa en la autoseguridad» porque «la presencia de fuerzas extranjeras en esta región puede causar problemas». «Si realmente quieren seguridad en nuestra región, tienen que irse de ella», ha instado a los países occidentales.

Así, se ha mostrado dispuesto a «perdonar los errores del pasado» para «extender la mano de la amistad» a los países vecinos en lo que considera «una coyuntura crítica» debido a la «amenaza» de los «enemigos» de la región, entre los que ha mencionado a «Estados Unidos, el imperialismo y el sionismo».

NOTICIAS RELACIONADAS