Trump se alinea con Erdogan al afirmar que «el PKK es una amenaza mayor que el ISIS»

El presidente de EEUU, Donald Trump, se ha alineado con las justificaciones de su homólogo turco, Recep Tayyip Edogan, para invadir el norte de Siria, al afirmar que «el PKK es una amenaza terrorista mayor que el ISIS». Trump regala así los oídos de Erdogan antes de la visita de su vicepresidente, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo.

NAIZ|16/10/2019
Siria-kurdos
Una familia kurda huye en moto de Serekaniye, donde los kurdos provocan humaredas para obstaculizar los bombardeos turcos. (Delil SOULEIMAN/AFP)

El presidente estadounidense, Donald Trump, se ha alineado hoy con el discurso de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, al que ha facilitado la invasión del norte de Siria, al afirmar que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía, «es probablemente una mayor amenaza terrorista que el Estado Islámico (ISIS)».

De hecho, esta es la justificación de Erdogan para las tres incursiones que ha llevado a cabo en Rojava (Kurdistán sirio), donde identifica a las milicias de las YPG con el PKK.«Los del PKK no son ángeles. El ISIS respeta el PKK. ¿Sabes por qué? Porque el PKK puede ser más duro», ha insistido Trump.

Por otro lado, Trump ha negado que con la retirada de las tropas estadounidenses de la zona diera «luz verde» al presidente turco para que iniciara su incursión en el norte de Siria y añade así otro giro en sus declaraciones sobre la crisis en la región, sobre las que el propio Erdogan ha confesado hoy mismo que no consigue seguir los cambios de opinión del presidente estadounidense.

Trump abrió primero la puerta a la invasión turca con la retirada de tropas; después advirtió a Ankara de que no soberpasara ciertos límites y amenazó con sanciones que «destruirían» la economía turca. Respecto a los kurdos, afirma, a la vez, que le gustan mucho, que no ayudaron a EEUU en la II Guerra Mundial y que no son su problema, para afirmar ahora que son un peligro.

El presidente estadounidense envía, además, a su vidcepresidente, Mike Pence, y al secretario de Estado, Mike Pompeo, a Ankara para promover un alto el fuego que Erdogan, con el que se reunirán mañana jueves, ya ha afirmado que no piensa aceptar.

El Ejército sirio entra en Kobane y Raqqa

El presidente turco ha afirmado también que no le es desfavorable el avance del Ejército sirio al que han tenido que reucurrir las autoridades kurdo-sirias abandonadas por EEUU.

Las fuerzas de Damasco han entrado hoy en zonas que no controlaba hacía cinco años, como la que fuera capital del califato del ISIS, Raqqa, o la emblemática Kobane, símbolo de la resistencia kurda frente al yihadismo.

Erdogan ha indicado que «no es tan desfavorable para mí» si se marchan las milicias kurdas, su verdadero objetivo.

El reparto estaría avalado por Rusia, que se ha convertido en el árbitro de la región fronteriza, donde su policia militar patrulla ya en las zonas a las que ha accedido el Ejército sirio.

Por otro lado, en el primer pronunciamiento que logra consensuar el Consejo de Seguridad de la ONU, ha expresado su preocupación por el riesgo de que la ofensiva turca deje en libertad a los yihadista en manos de las FSD, algunos de los cuales ya han escapado de los centros de detención.

Mientras, los combates siguen causando estragos en la ciudad fronteriza de Serekaniye, intensamente bombardeada, donde los combatientes kurdos intentan repeler el asalto de las fuerzas de Ankara y han denunciado el uso de proyectiles de fósforo prohibidos.  

En siete días de ofensiva han muerto al menos 71 civiles, 158 combatientes de las FDS, 128 militantes proturcos y seis soldados turcos, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

NOTICIAS RELACIONADAS