Cuixart a los manifestantes: «Ya lo estamos volviendo a hacer»

La manifestación no ha sido una manifestación, sino una inabordable concentración de gente que ha colapsado el eje central del Eixample barcelonés. La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha pedido a los partidos «acabar lo empezado», mientras que el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha leído una carta escrita por Jordi Cuixart.

Beñat ZALDUA|BARCELONA|18/10/2019
Vaga
Imagen aérea del cruce entre el paseo de Gràcia y la avenida Diagonal, totalmente desbordado. (Lluís GENÉ/AFP)

Es imposible convertir la espectacular concentración de gente que se ha dado cita en el centro de Barcelona en una manifestación. A cualquier lugar que se quisiera dirigir la manifestación, se encontraba con un muro humano que hace imposible la marcha. Así las cosas, y ante tamaña evidencia, los organizadores han optado por acelerar los parlamentos, en un pequeño escenario situado en el cruce del paseo de Gràcia con la calle Aragó.

La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, se ha congratulado por cumplir con la palabra dada: «Responder de pie, y no arrodillados, a esta ignominiosa sentencia». «Estas cinco columnas son una metáfora de nuestra lucha colectiva por la independencia; popular, pacífica y democrática», ha añadido Paluzie, que una vez iniciada la metáfora, ha seguido: «El que esté cansado que se pare, que ya le tomará alguien el relevo, pero colectivamente no nos podemos parar».

Paluzie ha hecho referencias más directas a la clase política. Ha criticado con dureza una «autonomía autocensurada» y ha llamado a «retomar el camino» de la independencia, para lo que ha pedido «unidad» a «nuestra mayoría parlamentaria».

«Nos importa muy poco cuántos diputados sacará cada partido en estas elecciones», ha seguido Paluzie, que ha acabado su intervención con una apelación a los partidos: «Prepararos para, en el momento preciso, hacer y sostener una declaración de independencia, porque la gente estará, como estuvo el 1-O. Tenemos que acabar lo que empezamos». Se trata de un punto que genera fricciones dentro del propio independentismo, ya que toca uno de los debates aparentemente sin resolver y que tiene que ver con la lectura, o no, del 1-O como un mandato legítimo para proclamar la independencia –más allá de su viabilidad práctica–.

«No podrán decir que no les avisé desde el Supremo»

Tras Paluzie ha ocupado el estrado el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, que después de saludar a los presentes se ha limitado a poner voz a una carta de Jordi Cuixart escrita desde la cárcel de Lledoners: «Lo estamos volviendo a hacer, hoy hemos parado el país y no nos pararemos hasta ganar la libertad».

En la carta, Cuixart ha ironizado con el aviso que dio a los jueces en el tribunal de que lo volverían a hacer, y ha añadido que los presos no son «la visualización de ninguna derrota, sino un paso más hacia la victoria». «Hoy hemos aprendido que la amenaza de la cárcel no será nunca más un techo para nosotros, querían que os quedaseis en casa y estáis aquí».

Incidentes en Via Laietana

De forma paralela al desarrollo ordinario de la multitudinaria concentración en el Eixample, en las cercanías de la Jefatura Superior de la Policía española en Vía Laietana se han seguido registrando incidentes, con algunas cargas policiales, que han utilizado balas de goma y gases lacrimógenos, y el lanzamiento de objetos por parte de algunos manifestantes. Hay, al menos, 10 detenidos.

Antes, una agresión de agentes antidisturbios de la Policía española en las inmediaciones de la Vía Laietana ha corrido como la pólvora. Es esta: