Marlaska dice que los agresores fascistas están identificados, pero aún no detenidos

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho esta mañana que los fascistas que propinaron una paliza, incluso con palos, a un joven independentista están identificados pero no han sido detenidos todavía. Se busca también a «indepes» que interceptaron a un ultra que iba armado con un cuchillo.

NAIZ|18/10/2019
Afp_1li48i
Manifestación fascista en la plaza de Artòs de Barcelona el jueves. (Pau BARRENA/AFP)

Los Mossos d'Esquadra han dicho esta mañana que están intentando identificar a un grupo de fascistas que había participado anoche en una concentración en la plaza Artós de Barcelona se desplazó hacia el centro de la ciudad, donde en la calle Roselló agredieron a un independentista que había participado en una protesta convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR) y estaba solo en ese momento.

Posteriormente, el ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, ha afirmado que hay autores de la paliza ya identificados pero que no han sido detenidos por el momento.

La paliza fue grabada por varios testigos y se ha hecho viral en las redes sociales. Por el momento no se ha dado a conocer el alcance de sus lesiones.

Poco después de esta paliza, un grupo de CDR también agredió a un ultra, al que tuvieron que interceptar dado que iba armado con un cuchillo.

No obstante, en este caso los Mossos no disponen por el momento de imágenes de vídeo, por lo que están intentando localizar si alguna cámara de seguridad de la zona grabó la paliza para poder identificar a los agresores.

Grande-Marlaska niega impunidad de los fascistas

En paralelo, Grande-Marlaska ha negado que infiltrados provoquen los disturbios en Catalunya y se ha mostrado confiado en que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sea extraditado tras comparecer este viernes ante la justicia belga. También ha rechazado que ayer en Barcelona grupos de ultraderecha «camparan a sus anchas».

Ha añadido que sería imprudente descartar la llegada de grupos de extrema izquierda de otros países de Europa para reventar manifestaciones pacíficas, y ha remitido a las protestas contra el G7 en Biarritz como ejemplo de este tipo de movimientos.

«Ha habido un herido agredido por los movimientos fascistas, pero se está investigando y ninguno de los hechos quedará impune», ha dicho, y ha añadido que ya se ha identificado a alguno de los autores de la agresión aunque todavía no se la detenido.

 

NOTICIAS RELACIONADAS