Unai Rementeria anuncia que se ha dado de baja en ELA porque «no está en los nuevos tiempos»

Unai Rementeria ha afirmado que el sindicato abertzale solo está «en la confrontación permanente» y que cuando «se eternizan» los conflictos es que «se han pasado de frenada». Al mismo tiempo, el diputado general de Bizkaia ha llamado al diálogo a sindicatos y patronales en los sectores del metal y la educación concertada.

Txisko Fernandez|Bilbo|21/10/2019
Unai-rementeria
El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria. (Aritz LOIOLA/FOKU)

Unai Rementeria (PNV) se ha dado de baja hace unos meses de ELA, al considerar que este sindicato «no está en los nuevos tiempos» y solo está «en la confrontación permanente», sin buscar el diálogo.

En una entrevista con Radio Euskadi, el diputado general de Bizkaia ha explicado que entendió que había pasado un tiempo en el que había dado una posibilidad a la central sindical de entender la sociedad de una manera más moderna y más actual. «Y el sindicato no está en los nuevos tiempos», ha asegurado.

Resulta chocante que Rementeria haya mantenido la afiliación a ELA cuando, desde su posición de diputado general, se ha enfrentado de forma más o menos directa con este sindicato en luchas sociales tan significativas como la que llevaron a cabo las trabajadoras de residencias de la tercera edad en Bizkaia.

El metal y la concertada

En cuanto a la situcación en el sector del metal, ha apuntado que el sindicato «tiene que escapar de esa situación de confrontación permanente». «Yo no creo que el sindicato moderno tenga que estar permanentemente en confrontación diciendo: ‘Ese es mi enemigo y tengo que ir contra él’. Yo creo que eso ya ha pasado», ha indicado.

Dirigiéndose a los sindicatos y a la patronal, ha añadido que la solución «no está en las calles, sino en torno a una mesa». «Todos los conflictos se resuelven en torno a una mesa. Yo digo a los sindicatos que se tienen que poner en los zapatos de los demás, como la patronal tiene que ponerse en los zapatos y en el pellejo de los trabajadores para resolver los problemas», ha manifestado.

En cuando al conflicto de la educación concertada de iniciativa social, ha pedido aún más, para que también se pongan «en los zapatos de las familias y de los estudiantes, que son los perjudicados».

Por ello, ha instado a las partes a que se sienten en una mesa, dialoguen y resuelvan los problemas. Llegado a este punto, él mismo ha recordado que en Bizkaia se vivió una huelga de una año y medio en las residencias, y que el conflicto se resolvió en una mesa, «no en la calle ni a golpes».

Rementaria ha apelado al diálogo entre ambas partes para lograr un convenio en la educación concertada después de tantos años. Tras asegurar que no apela a «unos o otros, ni echa la culpa a unos o a otros», ha realizado un llamamiento a sindicatos y patronal para que lleguen a un acuerdo.