Sturgeon ofrece apoyo a los laboristas condicionado al referéndum de independencia

La ministra principal de Escocia y líder del SNP, Nicola Sturgeon, ha ofrecido su apoyo a los laboristas para formar un gobierno progresista en Londres, pero lo ha condicionado al respaldo a la celebración de un segundo referéndum de independencia. Además, ha lanzado la campaña del SNP como garantía para huir del Brexit.

NAIZ|08/11/2019
Sturgeon-escocia
La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, con líderes del SNP en el arranque de campaña. (Andy BUCHANAN/AFP)

La premier de Escocia, Nicola Sturgeon, ha abierto la puerta a formar una «alianza progresista» tras las próximas elecciones si no hay una mayoría clara en el Parlamento de Londres, aunque ha dejado claro que no apoyará a ningún partido que impida la celebración de un segundo referéndum independentista.

Sturgeon ha lanzado este viernes desde Edimburgo la campaña electoral del Partido Nacional Escocés (SNP), que aspira a ampliar su presencia en el Parlamento de Londres, donde es la tercera fuerza, con 35 de los 59 escaños que tiene Escocia en la Cámara de los Comunes.

Si el SNP mantiene o refuerza su grupo parlamentario, puede convertirse en una pieza clave para formar el Gobierno británico si estos comicios anticipados no arrojan una mayoría absoluta para los conservadores y laboristas.

Sturgeon se ha mostrado abierta a la alianza con los laboristas para «mantener fuera del poder» a los conservadores del primer ministro, Boris Johnson, pero ha insistido en que solo apoyaría un Ejecutivo que respaldara realizar un segundo referéndum.

El SNP concurre a las elecciones del 12 de diciembre con dos compromisos claros: impedir que se produzca el Brexit –que en el referéndum de 2016 rechazaron la mayoría de los escoceses– y «poner el futuro de Escocia en sus manos», ha señalado.

Sturgeon adelantó hace unos días que, después de las elecciones, pedirá al nuevo Gobierno competencias para convocar la consulta. Remarcó que, al ser mayoritario en Escocia, el SNP tiene «un mandato de hierro» para organizarla.

«La pregunta debe dirigirse a Boris Johnson y a Westminster: ¿qué les da derecho a bloquear los deseos democráticos del pueblo de Escocia? Eso es una postura insostenible y antidemocrática», ha resaltado.

El Gobierno conservador, tanto el actual con Boris Johnson como el anterior, liderado por Theresa May, ha rechazado esa segunda votación, pero un avance del SNP en las elecciones hará más difícil que el Gobierno británico ignore esta demanda.

El Partido Laborista, de momento, prefiere no hablar de un posible acercamiento al SNP o de un diálogo relativo a un nuevo referéndum independentista. «No estamos ahora en otra cosa que no sea ganar y no estamos llegando a acuerdos», ha matizado un portavoz de esta formación, Keir Starmer.

Huir del Brexit

En cuento al segundo compromiso, Sturgeon ha presentado al SNP como garantía para escapar del caos del Brexit. «¿Quieren huir del Brexit? Voten al SNP en las elecciones legislativas británicas del 12 de diciembre», ha insistido.

La ministra principal se niega a que Escocia «sea retirada de la UE contra su voluntad», ya que un 62% de los escoceses votó contra el Brexit en el referéndum de 2016.

La líder del SNP también ha prometido luchar «con uñas y dientes» contra cualquier iniciativa de privatizar el servicio público británico de salud, el NHS, dentro de futuros acuerdos comerciales que pueden llegar tras el Brexit, en particular con Estados Unidos.

La asistencia pública sanitaria es uno de los temas centrales de la campaña electoral. El NHS está desde hace años en crisis y la oposición atribuye estas dificultades a los recortes presupuestarios.