La ola del Tsunami Democràtic ha llegado hasta la muga de Behobia

La «operación Caracol» a la que ha llamado Tsunami Democrátic ha sido respondida por cientos de vehículos que han partido desde Donostia y Urruña a velocidad reducida para colapsar la muga entre Lapurdi y Gipuzkoa.

NAIZ|12/11/2019
Behobia
Atasco en la autopista AP-8 durante la protesta Tsunami Democràtic. (Jon URBE/FOKU)

Dos columnas de coches que han partido desde el centro comercial Garbera, en Donostia, y Urruña han protagonizado la versión vasca de Tsunami Democrátic en la muga entre Lapurdi y Gipuzkoa.

El llamamiento de Tsunami Democrátic para colapsar la muga entre Lapurdi y Gipuzkoa ha sido secundado por cientos de coches que han partido desde Donostia y Urruña, que han circulado a baja velocidad y han contribuido al colapso de la vía.

En el peaje de Irun, se han contabilizado colas de hasta diez kilómetros, que posteriomente han sido aún mucho más largas. Minutos después de comenzar la movilización, la imagen del peaje de Biriatu era la de una carretera vacía, sin ninguno de los miles de vehículos que cruzan diariamente el río Bidasoa. Para evitar la imagen de la muga colapsada, las fuerzas policiales han desviado el tráfico hacia otras carreteras. Como consecuencia, la muga de Pausua en la carretera general RN-10 también estaba bloqueada. En la N-121-A, la cola llegada a unos 20 kilómetros de Irun, hasta las ventas de Igantzi.

Los bloqueos se han registrado en los peajes situados a varios kilómetros de Behobia en lugar de la muga. Circular desde Donostia a Baiona por la vía principal ha sido imposible.

La Ertzaintza ha comenzado a hostigar a conductores. El candidato de EH Bildu en las últimas elecciones Andoni Rojo ha denunciado que un ertzaina ha roto de un puñetazo el retrovisor del automóvil en el que viajaba con unos amigos.

En Lapurdi, la convocatoria ha contado con el apoyo de los colectivos Euskal Herria Bai, Aitzina, Bizi y LAB.

La Gendarmería ha cortado el acceso a la autopista A-63 desde el peaje de Urrruña. Asimismo, ha identificado a varios de los conductores que participaban en la protesta. Han puesto especial celo en los vehículos con matrícula de Hego Euskal Herria que se dirigían hacia Lapurdi. Algunos de los participantes en la protesta han contribuido al colapso de la autopista pagando con monedas de céntimos en los peajes.

La movilización ha coincidido con una numerosa afluencia de camiones, que se dirigían al Estado francés tras tres días festivos en los que no podían circular. Según Lakua, la retención ha llegado a los 16 kilómetros, alcanzando los términos de Errenteria y Astigarraga. Antes del inicio de la protesta, se habían registrado colas de seis kilómetros.

A las 23.00, Tsunami Democràtic ha dado por finalizada la protesta, destacando que «hemos dado un paso por el derecho de nuestras dos naciones». «Lo que se ha hecho ha sido una victoria en el camino de la democracia. Se necesitarán más pasos para conseguir la autodeterminación, pero lo conseguiremos. Muchas gracias, Euskal Herria», ha añadido.

Esta protesta es la continuación del cierre de la AP-7 que se ha llevado a cabo desde el lunes en La Jonquera. La magnitud de la protesta ha podido verse en las aplicaciones de mapas.

De nuevo la AP-7, en Catalunya

Tras ser desolojado por la Gendarmería el corte de la autopista AP-7 en La Jonquera por la mañana, por la tarde han vuelto a cortar esta vía a la altura de la ciudad de Girona, a unos 60 kilómetros de la muga. Asimismo, también han cortado la A-7 a la altura de Tarragona, así como las principales vías de acceso a Barcelona, como la Diagonal, la Gran Vía y la Meridiana.

 

NOTICIAS RELACIONADAS