Tsunami Democràtic: «El Estado español, aislado de Europa por la fuerza de la gente»

Tsunami Democràtic ha dado por finalizadas las movilizaciones. «El Estado español, aislado de Europa por la fuerza de la gente», ha señalado en un comunicado difundido en redes sociales. Pese a ello, centenares de personas han trasladado la acción a otros puntos de la AP-7, como es el caso de Salt.

NAIZ|13/11/2019
Urbe
Símbolos catalanes y vascos, en la protesta de la muga de Behobia del martes noche. (Jon URBE | FOKU)

Tsunami Democràtic ha emitido un comunicado en el que da por finalizadas las protestas iniciadas el lunes en las carreteras de Girona. Ha asegurado que han conseguido «aislar el Estado español de Europa en su frontera norte». «El Estado español, aislado de Europa por la fuerza de la gente», ha remarcado.

Ha puesto en valor el «éxito absoluto la acción de estos tres días» y ha destacado el eco mediático internacional. «Se ha interpelado la población europea y se han hecho eco los medios de referencia a Europa», ha manifestado Tsunami Democràtic, que ha reclamado diálogo y negociación al Estado español.

«Hace falta que escuche la demanda de la ciudadanía y que en lugar de reprimirla dialogue con los representantes políticos democráticos», ha aseverado, y ha anunciado que ya trabaja en nuevas acciones.

Un grupo de personas ha mantenido cortada la AP-7 en Girona, donde se han desplegado los Mossos d'Esquadra, hasta pasadas las 10.00 y con intención de permanecer allí más tiempo, pero finalmente se han disuelto ante la llegada de los Mossos y la Policía española con material antidisturbios. Sin embargo, la circulación todavía no ha recuperado la normalidad, dado que los manifestantes han cortado la vía con troncos.

Tras ser desalojados de la autopista, los manifestantes se han desplazado hacia el centro de Salt, donde se han producido cargas de los Mosso y la Policía española.

Tres días de movilizaciones

Cabe recordar que las protestas se iniciaron en La Jonquera, donde colocaron un escenario y pasaron la noche del lunes al martes, cuando cargaron agentes de la policía francesa. Tras ser desalojados por la Gendarmería, los manifestantes volvieron a cortar la AP-7 a la altura de la ciudad de Girona, a unos 60 kilómetros de la muga.También cortaron la A-7 a la altura de Tarragona, así como las principales vías de acceso a Barcelona, como la Diagonal, la Gran Vía y la Meridiana.

Y la ola llegó a Euskal Herria donde se llevó a cabo la «operación Caracol». El llamamiento de Tsunami Democrátic para colapsar la muga entre Lapurdi y Gipuzkoa fue secundada por cientos de coches que partieron desde Donostia y Urruña. Circularon a baja velocidad y contribuyeron al colapso de la vía.

 

NOTICIAS RELACIONADAS