Discrepancias en el movimiento de pensionistas ante la convocatoria de huelga del 30 enero

Un grupo de pensionistas ha mostrado este viernes su discrepancia ante la huelga general del 30 de enero, convocada por la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria en coordinación con parte del movimiento de pensionistas. Argumentan que corresponde a los trabajadores y a las trabajadoras en activo.

NAIZ|Bilbo|29/11/2019
Pentsiodunak
Un grupo de pensionistas ha comparecido este viernes en Bilbo ante la prensa. (Monika DEL VALLE / FOKU)

Un grupo de pensionistas de Hego Euskal Herria ha comparecido este viernes ante la prensa para mostrar su discrepancia ante la huelga general del 30 de enero que ha sido convocada por la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herrian en coordinación con una parte del movimiento de pensionistas.

Estos miembros del movimiento y asociaciones de pensionistas ha explicado que han recibido dicho comunicado con «sorpresa» y «preocupación», ya que la convocatoria «ha sido idea de una corriente que hay en el seno del movimiento, aunque hablasen en nombre de todas ellas».

Han dado a entender que el paro, que según los sindicatos ELA y LAB se plantea como una «ofensiva» a favor de un trabajo, unas pensiones y una vida dignas, ha sido convocado sin que hubiera consenso dentro del colectivo de pensionistas.

Un portavoz de este colectivo, Jon Gorrotxategi, ha señalado que «la falta de soluciones no ayuda a la estabilidad y genera conflicto», por lo que el objetivo es «recuperar la búsqueda del acuerdo y del consenso, algo que no se tenía que haber perdido».

Por ello, los pensionistas vascos contrarios a la huelga han señalado que «nadie debería hablar en nombre de todo el movimiento cuando hay diferencias, porque eso significa faltar a la verdad, además de no respetar la pluralidad de ideas».

La huelga «no es posible»

Además, entienden que la huelga «no es posible» porque se trata de un derecho que corresponde a los trabajadores y las trabajadoras en activo, un colectivo que «no tiene los mismos problemas, reivindicaciones, ni formas de lucha y expresión que el nuestro y que tampoco está en las mismas condiciones».

Asimismo, han subrayado que «todos los sindicatos merecen su respeto, sin juzgar sus métodos de lucha», y que se solidarizan con las demandas de la clase trabajadora y con las de toda la ciudadanía en contra de la desigualdad y la pobreza.

Así, este grupo ha lamentado la «confusión» generada por el comunicado en relación con la huelga general y ha asegurado que seguirán «movilizándose todos juntos», como ocurrirá en las concentraciones que tendrán lugar ante los Parlamentos de Gasteiz e Iruñea los próximos días 12 y 16 de diciembre, respectivamente.

NOTICIAS RELACIONADAS