El Gobierno de Trump responde con aranceles al Estado francés por su tasa a las tecnológicas

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que impondrá aranceles por valor de 2.400 millones de dólares de hasta el cien por cien del valor de ciertos productos franceses, como respuesta a la imposición de una tasa sobre los ingresos de los servicios digitales de grandes tecnológicas como Google y Facebook.

NAIZ|WASHINGTON|02/12/2019
Trump
El presidente de EEUU, Donald Trump. (Nicholas KAMM/AFP)

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este lunes que impondrá aranceles por valor de 2.400 millones de dólares de hasta el cien por cien del valor de ciertos productos franceses, como respuesta a la imposición de una tasa del Ejecutivo de Emmanuel Macron sobre los ingresos de los servicios digitales de grandes tecnológicas de EEUU, como Google y Facebook.

«La acción propuesta por USTR incluye aranceles adicionales de hasta el 100 por ciento sobre ciertos productos franceses» ha señalado en un comunicado la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos.

Horas antes Trump ha anunciado el restablecimiento de aranceles al acero de Argentina y Brasil, dos países aliados, en un nuevo latigazo en el recrudecimiento de su guerra comercial internacional. «Brasil y Argentina han aplicado una devaluación masiva de sus monedas, lo cual no es bueno para nuestros agricultores», ha indicado el presidente en mensajes en su cuenta Twitter.

Los dos países suramericanos habían sido exentos por parte del presidente estadounidenses de los gravámenes al acero del 25% y al aluminio del 10% que impuso a sus principales socios comerciales en mayo de 2018, tras lograr cesiones de las autoridades de ambos países. Entonces, el Gobierno argentino anunció que impondría límites a sus exportaciones de aluminio y acero a EEUU, y días después el Ejecutivo brasileño aceptó un acuerdo de cuotas bajo el cual admitió un arancel del 10 % sobre el aluminio y límites a sus ventas de acero.

Ahora los dos países analizan una respuesta común al anuncio de Trump. El Gobierno saliente de Argentina trabaja para iniciar conversaciones con el Ejecutivo de Estados Unidos, mientras que Bolsonaro ha avanzado que va a llamar a a su homólogo estadounidense «para que no nos penalice». «Estoy casi convencido de que nos escuchará», ha manifestado.