El mejor Nik Stauskas lanza la victoria del Baskonia en la cancha del Estrella Roja (64-72)

Con 22 puntos del alero de Ontario, más un Shengelia sólido en los momentos de la verdad, los de Velimir Perasovic han frenado a la escuadra serbia y vuelven a ganar fuera de casa desde que batieran a Zalgiris kaunas en la primera jornada de la Euroliga.

Arnaitz Gorriti|12/12/2019
Baskonia
La fina muñeca de Nik Stauskas ha sido decisiva para la victoria baskonista en Belgrado. (EUROLEAGUE.NET)

Desde la primera jornada en la que ganó en la cancha de Zalgiris Kaunas, Kirolbet Baskonia no conseguía una victoria en la euroliga lejos de casa. Pero precisamente en una cancha tan compleja como el Stark Arena de Belgrado, los de Velimir Perasovic han salido victoriosos frente al Estrella Roja y, mal que bien, parecen decididamente enganchados a la pelea por la octava plaza, aunque todavía quede al margen de los poderes actuales gasteiztarras.

Ha sido Nik Stauskas el gran artífice de la victoria baskonista. Sus 22 puntos, 16 de ellos en el tercer cuarto, han lanzado a los pupilos de Perasovic ante un rival demasiado supeditado al acierto de un Lorenzo Brown que además ha terminado lesionado en un tobillo. No hay que olvidarse de la gran labor de Tornike Shengelia, autor de 19 tantos, sobre todo en el momento de romper el partido y también para evitar la remontada a la desesperada del Estrella Roja. Tampco se puede olvidar la solidez bajo los aros que han puesto Youssoupha Fall e Ilimane Diop, como una aseada dirección de Pierria Henry.

Asimismo, la defensa del Baskonia ha sujetado a los «gitanos» de Belgrado, que solo han conseguiudo sumar puntos por oleadas y más por tiros libres que otra cosa, mientras que su rival, pese a sus pérdidas –Vildoza, quizá mermado, no ha tenido un día lucido, aunque Perasovic lo ha preferido a Sergi García–, ha sido más regular, pese a dejarse la opción de obtener una victoria a domicilio por paliza, cuando lo ha tenido al alcance.

Ha sorprendido Perasovic metiendo a Vildoza en el quinteto titular, con Pierria Henry, Stauskas, Shengelia y Micheal Eric, al parecer sin miedo a volver a recaer de sus problemas en el hombro. Y lo cierto es que el propio Vildoza ha destacado en un inicio en el que los gasteiztarras han aguantado con su defensa la temida puesta en escena de Lorenzo Brown, estrella absoluta de los «gitanos» de Belgrado, demasiado quizá.

Lo cierto es que los gasteiztarras han ofrecido una imagen muy buena en defensa, sobre todo dominando la pintura de la mano de Fall en el primer cuarto e Ilimane Diop en el segundo. En anotación, por su parte, la entrada de Shields en lugar de Stauskas ha dado mayor fluidez al juego baskonista, de forma que la paridad inicial ha devenido en 14-20 al final del primer asalto. Un resultado preludio de un segundo asalto muy trabado, en el que el conjunto local ha echado mucho de menos a su gran estrella. Mientras, los buenos minutos de Ilimane Diop –cerrando de igual forma el pick'n roll central como metiendo un triple– y Shengelia han elevado la máxima renta al luminoso: 22-32.

Pero en estas, se ha atascado el juego del Baskonia. Shields ha cometido tres faltas, Pierria Henry ha encadenado un par de pérdidas de más, y en el bando del Estrella Roja entre Lorenzo Brown y Billy Baron han encadenado un parcial de 9-0, salvándose el Baskonia por la campana en tiempo de descanso, al que que se ha llegado con 31-32 en el marcador.

Stauskas prende la mecha

Después de una primera mitad desaparecido, Nik Stauskas ha reclamado su lugar en el inicio de la segunda mitad. el alero de Ontario ha encadenado ocho puntos y una asistencia para relanzar al Barkonia con un parcial de 2-10, obligando a Dragan Sakota a pedir tiempo muerto.

La respuesta de los serbios ha sido a partir de la defensa y los errores más o menos forzados del propio Baskonia, pero no han podido acercarse de verdad a poder empatar porque solo han sumado mediante tiros libres, dejándose Derrick Brown un puñado de lanzamientos desde los 4,60 metros. Pero esa intentona se ha venido abajo en cuanto Stauskas y Shengelia han asumido los ataques del Baskonia –justo después de que Perasovic ha decidido meter a Henry por Vildoza–, alcanzando el último cuarto con un 43-56 en el marcador.

Y ha sido entonces cuando Kirolbet Baskonia ha roto el partido, con un parcial de 2-8 en el arranque del último cuarto. Con 45-64 en el luminoso, los de Perasovic han amagado la paliza, pero el Estrella Roja ha vuelto a apretar y se ha arrimado por debajo de los diez puntos. No obstante, Stauskas, Shengelia y Pierria Henry, amén de la lesión de Lorenzo Brown, han logrado ponerle el candado al duelo.

El Alavés se hace con el 50% del BAKH

Por otro lado, el Baskonia Kirol Hiria –BAKH– fue erigido en el año 2007 con la idea de ser una propiedad del Baskonia y una fuente continua de ingresos alternativa a la actividad profesional. Pero la realidad financiera, con el estallido de la crisis económica, ha supuesto que esta ciudad deportiva es más un ancla que arrastra al club de Zurbano.

"El Correo" ha publicado que el «hermano» Alavés se ha hecho con el 50% de capital social del BAKH, cifrado en 5,7 millones de euros. Lo cual, según indica el citado medio, valdrá para cerrar el ejercicio 2018/19 con un superávit de 136.672 euros, que el club gasteiztarra intentará que se apruebe en la próxima Junta de Accionistas del día 30.

JUEVES: Anadolu Efes abre distancia

Una de las visiones más raras de la Euroliga es no ver al CSKA de Moscú en la primera posición. Sin embargo, los pupilos de Dmitris Itoudis han caído en la cancha del Maccabi de Tel Aviv, después de que el cuadro macabeo haya remontado un mal inicio. Otro tanto de lo mismo se puede decir del Khimki, que se aferra a la octava plaza después de que Booker, Shved y Jerebko hayan volteado el buen inicio del Alba Berlín. ¿Y quién se beneficia de ello? Pues Anadolu Efes y el Real Madrid. El cuadro otomano se ha impuesto pot 73-81 a Fenerbahçe merced al partidazo de Krunislav Simon y el sprint final de Larkin, mientras que el Real Madrid se ha deshecho en casa del Olympiacos, y ahora ocupan las dos primeras posiciones.

KHIMKI 104 - ALBA BERLÍN 87

Cuando la Euroliga entra en su segundo tercio, cuesta entender cómo el Khimki sigue octavo. A veces juega en equipo, y en otras ocasiones se baila al son de Shved, un juego peligroso que dependen del acierto del escolta. En cambio, el Alba Berlín tiene menos talento, pero un concepto de juego más colectivo a pesar de sus lesiones, según la mano de Aíto García Reneses. No obstante, el acierto en los tiros libres del cuadro alemán ha sido inversamente proporcional al tino desde la larga distancia, y cuando entre los de Kurtinaitis se ha sumado Jerebko al acierto, ha conseguido remontar y pasar del 23-32 del final del primer cuarto al 54-51 del descanso.

Y tras el receso, los de Rimas Kurtinaitis han seguido a su mejor ritmo anotador, con Jerebko y Booker como referentes anotadores y el Shved más generoso que se recuerda repartiendo asistencias –aunque ha terminado con 22 tantos–. El alba Berlín, en cambio, se ha caído en el tercer cuarto, y tras encajar un parcial de 23-12, no ha podido volver al partido.

FENERBAHÇE 73 - ANADOLU EFES 81

El líder ha ejercido de líder, aunque la visita a la cancha de Fenerbahçe siempre es complicado. Los de Ergin Ataman han sabido esperar su momento, aunque para ello hayan tenido que resistir una buena primera mitad de los de Obradovic, que ofrecen síntomas de cierta mejoría. No obstante, después del llegar al receso con un empate a 38, los «europeos» de Estambul se han escapado con un parcial de 11-21 en el tercer parcial. Larkin se ha reservado para los últimos minutos, mientras que ela revelación Sanli y el alero croata Krunislav simon se han bastado para romper el partido. Derrick Williams, Sloukas y De Colo han apretado lo que han podido, pero no han podido evitar la undécima victoria de Anadolu Efes, con 20 tantos de Larkin, y 22 puntos, 9 rebotes y 31 de valoración para Simon.

MACCABI TEL AVIV 90 - CSKA MOSCÚ 80

Después de un pésimo arranque, el Maccabi ha volteado con creces su partido ante el CSKA de Moscú. «¿Cómo lo han hecho?», le han preguntado según terminaba el partido al técnico Ioannis Sfairopoulos, principal arquitecto del renacimiento macabeo. «Con nuestro corazón», ha respondido. «Con un gran esfuerzo físico y mental de los jugadores, que en ningún momento han dejado de creer en el triunfo». Y es que después del 20-29 con el que ha terminado el primer cuarto, el conjunto israelí ha iniciado una larga labor de zapa en pos de la voltereta, pese a las ausencias de DiBartolomeo –este por lo que resta de temporada– y Omri Casspi. Los 22 puntos y 33 de valoración de Wilbekin siempre son esperables, pero no así los 20 tantos de Othello Hunter, que se ha reivindicado frente a su último exequipo, aunque cierto es que Zoosman, Quincy Acy y Elijah Brown también han superado la decena de anotación.

No obstante, el CSKA de Moscú, pese a perder la ventaja ya en el tercer cuarto, ha peleado hasta el último minuto, de nuevo con Mike James erigido en líder. Sin embargo, entre la defensa macabea –incontestable el partidazo de Hunter en ese aspecto– y sus 17 pérdidas de balón, los de Itoudis han cañido, y de paso pierden peso en la clasificación, general, superados por el Maccabi y cayendo hasta una sorprendente quinta plaza.

REAL MADRID 93 - OLYMPIACOS 77

El Real Madrid ha vuelto a colocarse segundo de la clasificación de la Euroliga después de su cómoda victoria frente a Olympiacos, más aún de lo que indican los 16 puntos de diferencia finales. La escuadra del Pireo sigue en plena transición, y la ausencia de Spanoulis es el mayor exponente de esa travesía del desierto, plasmada en un primer cuarto que ha finalizado con 21-10. Randolph, Causeur y Campazzo han guiado los designios de los entrenados por Pablo Laso, que apenas si se han visto inquietados por la escuadra helena. Tras llegar al descanso con un marcador de 41-30, los madridistas se han vuelto a disparar con un parcial de 31-18 y solo el maquillaje final ha dejado el marcador con los 16 puntos de diferencia. Tras este triunfo, el Real Madrid se pone segundo con 10 victorias, al tiempo que Olympiacos cede en la pelea por la octava plaza, situándose con 5-8, a dos victorias del Khimki, octavo en estos momentos.