El Gobierno de facto de Bolivia suspende relaciones con Cuba por «la permanente hostilidad»

El Gobierno de facto surgido del golpe de Estado en Bolivia ha suspendido las relaciones diplomáticas con Cuba, a la que acusa de «la permanente hostilidad y constantes agravios», aunque ha matizado que no se trata de una ruptura total y que se mantendrá la embajada en La Habana.

NAIZ|24/01/2020
Bolivia-canciller
La canciller del Gobierno de facto de Bolivia, Karen Longaric. (Eva HAMBACH/AFP)

El Gobierno de facto de Bolivia ha anunciado este viernes que suspende las relaciones diplomáticas con Cuba, por «la permanente hostilidad y constantes agravios» de su Gobierno, aunque ha matizado que no se trata de una ruptura total.

«Esta determinación obedece a las recientes e inadmisibles expresiones del canciller Bruno Rodríguez y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el Gobierno Constitucional boliviano y su proceso democrático», destaca un comunicado leído en La Paz por el canciller de Bolivia en funciones, Yerko Núñez.

«El Gobierno cubano de manera sistemática ha afectado la relación bilateral basada en el respeto mutuo, los principios de no injerencia en asuntos internos, la autodeterminación de los pueblos y la igualdad soberana de los Estados, no obstante la disposición del Gobierno de Bolivia de sostener cordiales relaciones», concluye.

Núñez, que ejerce en funciones al encontrarse fuera de Bolivia la canciller interina, Karen Longaric, ha mostrado en una comparecencia ante los medios un mensaje en Twitter de Bruno Rodríguez en el que denuncia «vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en Bolivia», en referencia a Jeanine Áñez.

Al respecto, el canciller en funciones argumentó que el Gobierno de facto de Bolivia «tiene que hacer respetar la soberanía», ante lo que calificó de injerencias del Ejecutivo cubano.

Convenios paralizados

La embajada de Bolivia en La Habana se mantiene, aunque está previsto que salga el embajador y otro personal diplomático, para dejar solo funcionarios encargados de trámites para atender principalmente a estudiantes bolivianos en Cuba, según Núñez. No obstante, los convenios entre ambos países quedan paralizados, ha subrayado.

La Cancillería de Bolivia ha detallado que la suspensión de relaciones es una medida similar a la ruptura, salvo que se mantiene una mínima representación diplomática en La Habana, no se retira en su totalidad al personal, para atener «asuntos humanitarios» de bolivianos con familia en Cuba.

El mensaje del canciller cubano en la red social acusa a Áñez de servilismo hacia Estados Unidos y le pide que explique la salida de Bolivia de médicos cubanos al poco de que se hizo con el poder el pasado noviembre, que «han dejado de realizar más de 454.440 atenciones médicas».

Las críticas de Rodríguez se produjeron tras una referencia a Cuba de la presidenta autoproclamada en un discurso el pasado martes, en la que afirmó que los pagos a médicos cubanos en Bolivia durante la etapa de Evo Morales en el poder servían para «financiar al 'castrocomunismo' que tiene sometido y esclavizado a su pueblo».

El expresidente Evo Morales ha condenado la suspensión de relaciones del Gobierno surgido del golpe en Bolivia «con la hermana República de Cuba y el deterioro permanente de imagen internacional del Estado Plurinacional de Bolivia de respeto a la libre autodeterminación, soberanía y diplomacia de los pueblos».