Super Amara Bera Bera se deja un punto en A Sangriña (23-23)

Un gol de Lorena Pérez sobre la bocina ha impedido la victoria a las de Imanol Álvarez en la pista del Atlético Guardés, a pesar de que ha llevado la iniciativa en el marcador a lo largo de casi todo el partido, aunque tras el descanso también se ha visto con tres goles de desventaja en el tercer cuarto del choque. Sigue manteniendo cuatro puntos de renta sobre la escuadra galaica, al frente de la Liga Guerreras Iberdrola.

Arnaitz Gorriti|24/01/2020
Bera_bera
Con ocho goles, Eli Cesáreo ha sido la donostiarra más acertada de cara a puerta. (GARA)

Super Amara Bera Bera ha perdido un punto en su visita a A Sangriña. Un gol casi sobre la bocina de Lorena Pérez ha impedido la victoria a las de Imanol Álvarez, que en cualquier caso, y a la espera de lo que haga el Club Balonmano Elche en Málaga, mantiene cuatro puntos de renta sobre el segundo clasificado, precisamente el equipo guardés.

Lo cierto es que las guipuzcoanas han dejado pasar dos oportunidades de dejar la competiciín doméstica poco menos que sentenciada, ya que así en la primera mitad como en la segunda se han adelantado y han tenido cómodas ventajas a su favor. Sobre todo en la primera mitad, entre Eli Cesáreo y Sara Gil De la Vega, las discípulas de Imanol Álvarez se han adelantado 5-10, pero de la mano de Lorena Pérez y Carmen Campos, se ha llegado al receso con empate a 12 en el luminoso.

Sin embargo, con el correr de los minutos y las apreturas del famoso «A Inferno da Sangriña», el cuadro guardés ha apretado y ha conseguido no solo igualar el marcador, sino que durante unos buenos ratos de la segunda mitad, diez minutos largos entre el minuto 35 y el 45, en el que ha endosado un parcial de 6-0 a Bera Bera, volteando el marcador del 13-16 al 19-16. Por fortuna, la mejor versión de María Prueto O'Mullony, y sobre todo de una excelsa Eli Cesáreo, autora de ocho goles, ha servido para que las donostiarras se hayan repuesto a tiempo.

Más aún, Silvia Arderius ha puesto el 22-23 en el luminoso a falta de minuto y medio para el final, pero después de que el marcador no se haya movido hasta casi el límite del tiempo reglamentario, una jugada desde el extremo lo ha podido culminar Lorena Pérez entre las piernas de Merche Castellanos, obteniendo el definitivo empate a 23.

Ganar o ganar ante Porriño

En lo que respecta a Zubileta Evolution Zuazo, recibe el sábado a las 19.00 en el polideportivo Lasesarre al Conservas Orbe BM Porriño, un duelo entre dos equipos que empatan en la clasificación con cinco puntos cada uno. Por ende, se trata de un duelo más que directo en la pelea por la permanencia.

Las pupilas de «Haito» Rodríguez llegan a este choque después de su reciente derrota copera frente al aula Valladolid, partido en el que un mal apoyo produjo una lesión de Maider Barros, aunque al parecer estará lista para saltar al parqué.

«Esta temporada estamos perdiendo los partidos por culpa de los despistes defensivos», se ha quejado en la previa el técnico del Zuazo. Pese a reconocer el bajón de Porriño cuando juega como visitante, Rodríguez ha querido subrayar que «dada la irregularidad de ambos, no creo que sea decisivo jugar en casa o fuera, aunque es cierto que notamos mucho el apoyo de nuestra afición, pero en la segunda vuelta jugaremos más partidos lejos de Lasesarrre. Por eso quiero que nos centremos en nosotras mismas. No importa el rival sino cómo juguemos, porque somos capaces de todo y ya lo hemos demostrado. Los dos puntos son más necesarios que nunca. Acabaríamos la primera vuelta desahogadas, por encima del descenso y ante un rival directo. En nuestra casa la única opción es ganar».

Principio de acuerdo del Bidasoa con Donát Bartók

En otro orden de cosas, El C.D. Bidasoa y Donát Bartók (Szeged, 13 de julio de 1996) han alcanzado un principio de acuerdo para que el jugador se incorpore
a la disciplina irundarra. Dicho principio de acuerdo es para lo que resta de temporada y las dos siguientes, y se formalizará una vez el jugador supere el reconocimiento médico.

Bartók, que juega como lateral derecho, mide 1,92 metros y pesa 100 kilos. Su último club ha sido el TBV Lemgo Lippe de la Bundesliga, adonde llegó en 2016 procedente del Váci KSE. Arrancó su trayectoria en el Grundfos Tatabanya KC, con quien disputó la Copa EHF en las temporadas 2013/2014 y 2014/2015. Internacional con Hungría, ha disputado los dos últimos campeonatos de Europa con su selección, el de Croacia en 2018 y el actual, en Austria, Noruega y Suecia.

Sobre su nueva incorporación, Jacobo Cuétara lo valora con una sonrisa en la cara. «Estamos muy contentos de esta incorporación. Es un jugador que llevamos varios años siguiendo y que hemos encontrado el momento para poder ficharlo. Hablamos de un joven valor a nivel europeo, ya internacional por su país», ha comentado.

En palabras del técnico bidasotarra, Bartók «es un joven del 96, un jugador con gol, con características similares a las de Leo Renaud-David pero en el lateral derecho. Un jugador muy potente, y como su padre, Csaba Bartók, estuvo varias temporadas en León, eso le facilitará la adaptación, por lo que estamos muy contentos de la incorporación».

Croacia vs España, la final del Europeo

La selección española opta a revalidar su título europeo de balonmano después de acceder a su tercera final seguida. Los de Jordi Ribera han superado por 34-32 a Eslovenia, en un partido que los hispanos han dominado hasta por seis goles, pero en el que se han dejado llevar antes de hora. Su rival será Croacia, que en un ejercicio de pura superviviencia y guiada por un Duvnjak espectacular, ha derrotado a Noruega por 28-29 cuando ya se adivinaban los penaltis. Un gol casi sobre la bocina de Zeljko Musa ha desbaratado las opciones noruegas.

Pese a los 10 goles de Sander Sagosen y la gran segunda mitad de Johannessen, Tangen, Gullerud y el portero Bergerud, se ha topado con una Croacia liderada por los ocho goles de Domagoj Duvnjak, líder y alma absoluta de la selección dálmata, que ha sabido asumir el peso de su seleccionado cuando lugartenientes como Cindric, Stepancic o Karacic, literalmente, se estaban cayendo de cansancio.

Noruega, quizá porque ha partido con la vitola de favorita en la primera semifinal, ha notado la tensión y también el paso de los partidos. Pese a todo, con la entrada en calor del portero Bergerud y los goles de Sagosen y la primera línea, Noruega ha podido voltear el marcador varias veces, pero sin tomar nunca rentas superiores a un solo tanto. En cambio, pese al evidente cansancio, Croacia ha sobrevivido, como el siete metros que ha anotado Duvnjak con el reloj ha cero para empatar a 26 y enviar esta primera semifinal a la segunda prórroga. Y ya cuando se cantaban los penaltis, o a lo sumo el triunfo noruego, una contra rápida de Croacia lo ha culminado un inesperado Musa.

En la finalísima se encontrará a la España de Jordi Ribera, que ha sufrido en exceso después de disponer de hasta seis goles de renta para batir a una peleona Eslovenia. A pesar del mal día de Bombac, Dolenec, Janc o Blagotinsek se han conjurado para no dejar de remar nunca, aunque lo que siempre ha parecido es que España ha jugado con el freno de mano echado.

Al final, una defensa 5-1 ha cortocircuitado más de la cuenta el ataque hispano, que se ha tenido que agarrar al talento individual de Álex Dujshebáev para amarrar el 34-32 y garantizar su presencia en la pelea por el oro y, otro premio también solo para el campeón, el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio.