Loli Ruipérez
Celadora de Txagorritxu y enferma de Covid-19

Loli Ruipérez abandonó la semana pasada la UCI de Txagorritxu, hospital en el que trabaja como celadora. El vídeo en el que se ve el recibimiento de sus compañeros y compañeras se ha hecho viral; el propio lehendakari Urkullu lo difundió. Todavía continúa ingresada a la espera de que le den el alta en los próximos días.

La celadora de Txagorritxu que ha salido de la UCI: «Enfermé el lunes y me hicieron la prueba el sábado»
Ion SALGADO|31/03/2020
Captura_de_pantalla_2020-03-24_a_las_18.52.56
Recimiento de compañeros a Loli Ruipérez que ha salido de la UCI en Txagorritxu. (@iurkullu)

Si se me hubiera hecho más caso, no hubiera llegado a la situación en la que he estado, que ha debido ser crítica.

Voy de la cama al baño y para mí es como si hubiera subido el Everest. Pero la gente me ha dado muchos ánimos.

El caso de Loli Ruipérez ha acabado en buena noticia, con una difusión viral muy emotiva, y ha sido presentado como ejemplo de que el coronavirus se puede superar. Pero el testimonio para NAIZ desde el hospital deja mucho que pensar...

¿Cómo contrajo y cómo se detectó la enfermedad?
Trabajé un fin de semana y el lunes ya me levanté con fiebre. Llamé a Salud Laboral y me dijeron que llamase al médico de cabecera para que me diese la baja porque sería una gripe. El médico me dio la baja en ese momento, y al día siguiente volví a llamar a Salud Laboral, que insistió en que seguramente fuera una gripe.

El segundo o el tercer día que vino el médico de cabecera a casa, vio que tenía una neumonía, y me preguntó si tenía a alguien que me llevara a Urgencias. Efectivamente tenía una neumonía típica, y en ese momento no se me hizo la prueba del coronavirus. Insistió mi hermana y dijeron que no porque era una neumonía típica y en esos casos no se hace. Me fui a casa con antibióticos.

Eso fue el jueves, el sábado estaba cada vez más ahogada, volví a Urgencias y lo que era una neumonía típica había pasado a los dos pulmones. Me hicieron la prueba y tenía el coronavirus.

Pasé a planta, y a partir de ahí no tengo recuerdos claros. Sé que me llevaron a la UCI y pensé que era para estabilizarme un poco, pero mi sorpresa fue que 16 días después desperté sin saber muy bien dónde estaba. Creo que si se me hubiera hecho más caso no habría llegado a la situación en la que he estado, que ha debido ser crítica según me cuentan. Pero tengo que agradecer al médico de Atención Primaria que gracias a él estoy aquí. Es el único que creyó en mí y estuvo encima. Estoy un poco descontenta con Salud Laboral porque no se me hizo mucho caso.

¿Cuándo usted fue a Txagorritxu ya se habían detectado los primeros casos en el hospital?
Sí, ya había casos, pero como decían que era una neumonía típica, no me hicieron la prueba. Yo soy celadora y dicen que tienes que estar a menos de dos metros y no más de quince minutos con una persona afectada. Pero un celador, y más de Urgencias, es el primer contacto que tiene un paciente, es el que te recoge en la puerta, es el que te sube a planta… Al final tenemos contacto, y yo el día anterior estuve haciendo ingresos.

La primera vez que fue a Urgencias, cuando le dijeron que se trataba de una neumonía típica, ¿le recomendaron adoptar alguna medida de precaución?
No recuerdo. Estuve en mi habitación, igual porque me dijo el médico de cabecera. Mi hija mayor estuvo conmigo y sí que en el baño yo tenía mi toalla, pero tomé esas medidas porque también yo sabía lo que había.

¿Cómo ha vivido el paso por UCI?
Lo único que recuerdo es cuando me subieron, que les dije a mis compañeras que tenía mucho miedo. Luego he estado sedada, y no recuerdo nada. Sé que estuve un día en planta pero no recuerdo nada.

¿Al menos recordará el homenaje que le tributaron sus compañeros y compañeras?
Creía que me moría de la vergüenza, porque soy una persona vergonzosa. Pero me ha dado muchos ánimos porque he visto que mi familia, mis hijas sobre todo, han estado apoyadas en todo momento. Y agradezco mucho que la gente haya estado ahí. Estoy muy agradecida tanto de los cuidados como de los compañeros y de los amigos. El trato recibido por los profesionales, tanto en UCI como ahora que estoy en la séptima planta, ha sido exquisito.

¿Cuál es su situación actual?
He estado en aislamiento, porque había cogido una bacteria en la UCI, pero hoy me han dado noticias buenas e igual dentro de unos días me puedo ir a casa. Pero cuando salga seguiré por protocolo catorce días aislada en casa. Luego me harán una prueba a ver qué tal estoy.

Hoy estoy muy bien, pero el día que salí de la UCI fue muy duro porque me puse de pie y me di cuenta de que tenía que volver a aprender a andar, y he perdido toda la masa muscular. No tenía fuerzas y todavía me queda mucho camino por recorrer porque estoy muy débil. Voy de la cama al baño y para mí es como si hubiera subido el Everest. Todas las mañanas viene una fisioterapeuta y hacemos ejercicio. Estoy muy contenta por cómo voy avanzado, me encuentro mucho mejor.

¿Considera que al principio la sociedad subestimó el coronavirus, comparándolo con una gripe?
No sé si es que no nos hacíamos a la idea de lo que nos venía, porque esto no tiene nada que ver con una gripe.

¿Alguna persona de su entorno ha contraído la enfermedad?
Mi hija mayor estuvo en cuarentena, y mi hermana, la que vino conmigo a Urgencias, sí que tuvo fiebre. Igual pudo ser coronavirus, pero no se le hizo la prueba. 

 

 

NAIZ
Loading player...


Koronabirusaren krisiak kaltetutako taldeei laguntza ekonomikoa eman eta euskal musikaren industria babestu eta kulturari egiten dion ekarpena balioan jarri nahi du NAIZ Kontzertuak ekimenak.

Elene CARRETO - FOKU
Loading player...


Konfinamenduaren erronketako bat da geure buruak eta gorputzak zaintzea. Bide horretan, NAIZek zumba saioak eskainiko ditu egunero, astelehenetik ostiralera, Elene Carreto dantzari durangarraren eskutik.