Tres nuevas muertes elevan a once los fallecidos en las residencias de mayores de Gipuzkoa

La muerte de tres personas, fallecidas en las últimas horas, eleva ya a once el número de decesos contabilizados en las residencias de la red foral de residencias de mayores de Gipuzkoa a causa del Covid-19 hasta este martes.

NAIZ|31/03/2020
20200325_165048
La semana pasada los bomberos de Gipuzkoa desinfectaron las residencias. (DIPUTACIÓN DE GIPUZKOA)

Según ha informado la portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Eider Mendoza, las tres personas fallecidas pertenecían a las residencias Iurreamendi de Tolosa, Santa Ana de Zarautz e Iturbide de Arrasate. Asimismo, otras doce personas más han dado positivo al virus en las residencias del herrialde y, por primera vez, uno de ellos se ha producido en la residencia Aita Etxe de Donostia, con lo que ya once de las 65 instalaciones de este tipo cuentan con algún caso de coronavirus en Gipuzkoa.

En números generales, junto a los once fallecidos, en total 107 personas se han infectado en estas residencias, veinte de las cuales han sido trasladadas al centro de la Cruz Roja de Donostia y siete se encuentran hospitalizadas. Eider Mendoza ha recordado que el colectivo de las personas mayores resulta «especialmente vulnerable ante el Covid-19», por lo que la Diputación «sigue volcando todos sus esfuerzos en prevenir y en su caso contener la transmisión del virus en los centros residenciales de Gipuzkoa».

Tras recordar que esta misma mañana la institución foral ha aprobado una partida de 791.000 euros para reforzar su plan de choque contra el coronavirus, ha explicado que de esta manera la Diputación «busca responder estratégica y coordinadamente a esta situación sin precedentes».

Ha recordado, a este respecto, que ya se ha puesto un servicio de lavandería a cargo del Grupo Gureak para las residencias, que también disponen desde ayer de un servicio de comidas para los centros que lo soliciten y que ya está repartiendo un total de 76 menús en dos de estas instalaciones, una de ellas la residencia San Juan de Zestoa, cuyos trabajadores se han confinado junto a los residentes.

Mendoza también ha avanzado que mañana tendrá lugar la primera reunión entre representantes forales y responsables de las residencias de mayores del territorio, con el objetivo de realizar una reflexión compartida sobre el plan de choque de la institución, además de escuchar las necesidades de los centros y profundizar en las últimas medidas aprobadas.

NOTICIAS RELACIONADAS