Campaña de LAB para «transformar el actual modelo a la medida de las y los trabajadores»

LAB levará a cabo durante las próximas semanas la campaña «Badugu aukera. Vamos hacia el cambio», con el objetivo de reivindicar una «nueva normalidad» y otro modelo económico y social. A juicio de Garbiñe Aranburu, «no queremos reconstruir el modelo capitalista imperante, sino cambiar de raíz el actual y construir uno que ponga la sostenibilidad de la vida en el centro».
 

NAIZ|01/06/2020
20200601_lab_garbin%cc%83e_aranburu_edurne_larran%cc%83aga
Edurne Larrañaga y Garbiñe Aranburu durante la rueda de prensa. (NAIZ)

La secretaria general de LAB ha advertido de que no participará en «marcos de debate cuyo objetivo sea mantener el actual sistema como la Mesa Socioeconómica del Gobierno Vasco o la del Diálogo Social».

Porque –según ha expresado Aranburu– «los trabajadores no necesitan la reconstrucción económica y social, sino transformar el actual modelo. No queremos reconstruir el modelo capitalista imperante, sino cambiar de raíz el actual y construir uno que ponga la sostenibilidad de la vida en el centro», ha defendido.

Garbiñe Aranburu ha realizado estas declaraciones en la presentación de la campaña «Badugu aukera. Vamos hacia el cambio», acompañada de Edurne Larrañaga, secretaria de las Estructura Territorial de Acción Sindical. Ambas han dejado claro que LAB es «muy consciente» de que «vienen tiempos muy difíciles para la clase trabajadora», aunque han considerado que también es «tiempo de oportunidades» porque, según han dicho, la pandemia del covid-19 ha servido para «evidenciar aún más la insostenibilidad de un sistema capitalista, heteropatriarcal y ecocida».

Aranburu ha insistido en que «se han caído algunos de los dogmas neoliberales y se ha visto que el actual sistema es incapaz de garantizar una vida digna a la ciudadanía», a la vez que  ha incidido en que «será tiempo de oportunidades si somos capaces de disputar el guión económico y social que se nos va a querer imponer». Por lo que ha subrayado la necesidad de «disputar el poder al capital en los centros de trabajo activando luchas sindicales».

También ha señalado que «los partidos sistémicos, con el PNV a la cabeza y con la patronal», hablan de «la reconstrucción económica y social y dicen que son tiempos para la colaboración», aunque ha criticado que «limitan el campo de juego y ya han comprado al árbitro». A su juicio, en esas condiciones los trabajadores «no pueden salir ganando el partido».

LAB ha asegurado que tiene «propuestas» y demanda «marcos reales de debate» para analizarlas, pero ha advertido de que no podrán contar con el sindicato para «reconstruir el actual sistema» en marcos como la Mesa Socioeconómica del Gobierno de Lakua o las mesas del diálogo social.

«Ya es hora de comenzar a proteger a los trabajadores y dejar de proteger al capital», ha insistido la dirigente sindical, al tiempo que ha abogado por poner las bases para «transitar hacia otro modelo», que deberá ser «ecosocialista y feminista».
 
Cinco ejes de acción

LAB estructura en cinco ejes la protección de los y las trabajadoras. El primero es «reconocer todos los trabajos y garantizar un trabajo, unas pensiones y una vida dignas», que se ancla en las reivindicaciones de la pasada huelga general del 30 de enero.

Entre otras demandas pide mantener y garantizar el empleo, complementar los salarios de los ERTEs al 100% y garantizar el empleo; pretende poner fin a precariedad y temporalidad y demanda dignificar las condiciones de trabajo de las trabajadoras que trabajan en servicios esenciales. «Muchas de estas trabajadoras tienen contratos parciales impuestos y salarios inferiores a 1.200 euros», han denunciado las sindicalistas de LAB.
 
El segundo eje se sitúa en «reforzar los servicios públicos», seguido de un «modelo de desarrollo sostenible»; «una nueva política fiscal para un reparto más equitativo de la riqueza», en cuarto lugar, y el quinto eje se sitúa en la «soberanía». Porque «esta pandemia también nos ha dejado claro la importancia que tiene el hecho de ser un Estado. Por eso seguiremos reclamando la plena soberanía y un estado propio», han concluido.