La Real mantiene la séptima plaza y rompe su mala racha con una remontada ante el Espanyol (2-1)

La Real ha sumado su primera victoria tras el parón al remontar con los goles marcados en la segunda parte por Willian José e Isak el conseguido por David López en el minuto 10. Con este resultado los blanquiazules mantienen la séptima plaza y el Espanyol se hunde un poco más. [Estadísticas del partido]

Joseba ITURRIA|02/07/2020
Erre
Los jugadores celebran la victoria. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

Imanol: «Ha sido la victoria más importante de la temporada y la hemos celebrado como el pase a la final de la Copa»

La Real ha roto la racha de cuatro derrotas y de un punto en los cinco primeros partidos tras el parón ante un Espanyol que queda virtualmente descendido a diez puntos de la permanencia cuando solo quedan quince por disputarse.

El mérito de la victoria de la Real ha sido grande porque ha superado el golpe de ver anulado por el VAR un gol por centímetros, el de encajar un gol en la primera llegada del rival, ha remontado un marcador adverso, y ha superado la lesión de Januzaj. Entonces ha aparecido Odegaard, que se ha olvidado de los dolores de su rodilla para ayudar a su equipo a remontar en el segundo tiempo con dos goles de sus dos delanteros centros.

Imanol ha apostado por un once con más experiencia para romper la racha negativa. El aspecto más destacado ha sido la titularidad de Moyá, que no jugaba desde la octava jornada del 6 de octubre ante el Getafe y que ha querido seguir en la Real hasta final de temporada a pesar de que acababa contrato el 30 de junio.

Diego Llorente ha vuelto como central derecho en detrimento de Aritz Elustondo y Januzaj ha sido el elegido para ocupar la plaza de Odegaard hasta su lesión. Portu, que ha entrado en lugar de Pacheco, ha jugado de inicio en banda derecha junto a Oyarzabal y Willian José, que ha sido el cuarto cambio en el once con respecto al partido del lunes en el puesto de Isak.

Rufete solo ha introducido dos variaciones con respecto a la alineación que presentó en su debut en el banquillo del Espanyol ante el Real Madrid con la entrada de Melendo y Nico por Darder y Wu Lei.

Parecía que la mala racha se rompía en el minuto 5 cuando Willian José cabeceaba a la red un centro de Monreal, pero el VAR lo ha anulado por fuera de juego por esos pocos centímetros que siempre perjudican a la Real tras el parón.

Además, otra vez más, el rival se adelantaba en su primera llegada al área en la segunda jugada tras un saque de esquina en la que David López se ha apoyado ligeramente en Zubeldia sin que el árbitro Sánchez Martínez haya sancionado el contacto como falta a pesar de las protestas de Merino. Ha sido la única jugada de ataque del Espanyol en el primer tiempo.

La Real ha podido empatar también en su primer saque de esquina, sacado por Januzaj y rematado por Diego Llorente al larguero, otra vez por centímetros el gol se resistía. Y para seguir con la dinámica negativa el mejor jugador blanquiazul tras el parón, Januzaj, ha sufrido una rotura fibrilar y es probable que no pueda jugar en lo que queda de temporada.

El compromiso de Odegaard

Su lesión ha motivado que Imanol haya recurrido a Odegaard para sustituirlo antes del descanso, lo que demuestra el alma de este equipo en el que se comprometen hasta los que no tienen claro su futuro en él.

Tras el descanso Imanol ha sustituido a Zubeldia, que había visto tarjeta, por Martín Zubimendi y Rufete ha retirado también a su amonestado, Nico, para poner en el campo a Darder.

Willian José, al que se le da muy bien el Espanyol con cinco goles en los cinco últimos enfrentamientos, ha empatado en el minuto 55 para la Real al rematar a la red un centro de Oyarzabal tras un gran pase de Merino.

Rufete ha dado entrada a Wu Lei por Embarba para buscar la victoria. Tampoco a la Real le valía el empate ni para mantener la séptima plaza y por eso el partido se ha abierto y en el minuto 78 Monreal ha podido marcar en un remate que ha despejado Diego López.

En el minuto 81 Imanol ha dado entrada a Aritz e Isak por Zaldua y Willian José y esta vez los cambios sí han sido determinantes porque tres minutos después el beasaindarra ha dado el centro de la jugada del 2-1 y el sueco ha marcado de un potente zurdazo tras una asistencia involuntaria de Oyarzabal, al que el control se le fue largo. Por una vez la suerte ha beneficiado a la Real, al que más lo merecía.

A partir de ahí la Real ha conseguido defender su ventaja sin sufrir y eso le permite mantener la séptima plaza ante la amenaza del Athletic, que queda a dos puntos, y aleja al Valencia y al Granada a cuatro.

Satisfacción de Imanol

Imanol ha dado por perdido a Januzaj en lo que falta de Liga por una rotura fibrilar y ha destacado cuando se le ha preguntado por la piña especial que han formado sus jugadores tras el partido que «ha sido la victoria más importante de la temporada y casi la hemos celebrado como el pase a la final de la Copa».

Ha declarado que «es increíble después de la última derrota cómo este grupo se entrenó el día siguiente. A este equipo le podemos achacar resultados o juego en momentos, pero la celebración demuestra las ganas, la ilusión y la tensión que teníamos por lograr la victoria».

El entrenador oriotarra ha reconocido que «al descanso pensaba si nos pueden pasar más cosas. Todo ha salido al revés, pero hemos hecho muchas cosas bien. Tras el 0-1 nos hemos precipitado, pero es fruto de las ganas que tenía este equipo de lograr la primera victoria tras el confinamiento».

Se le ha preguntado por la charla en el descanso y ha respondido que «he transmitido que necesitábamos tranquilidad y pausa en porque si lo hacíamos podíamos ganar. Les he dicho que si teníamos un pelín de paciencia y encontrábamos nuestro juego íbamos a ganar el partido».

Imanol ha querido agradecer el esfuerzo de sus jugadores y que, «a pesar de la racha de resultados, hay que creer en este grupo por cómo trabaja y cómo sienten. Los resultados faltaban, pero la ilusión, las ganas y esfuerzo nunca faltan. Era superinjusto que este equipo llevara un punto en cinco partidos. Tenemos cosas por mejorar, pero el equipo se merece muchisimo más».

Se ha sentido orgulloso de su equipo porque no podían recibir tantos golpes en el primer tiempo y «ante la adversidad hemos sido capaces de estar a la altura del partido y ser mejores que el rival. Ha costado, pero ha llegado en los últimos minutos una victoria muy merecida».

Sobre la sorpresa de la elección de Moyá en la portería ha señalado que «cuando hago un cambio es pensando en ganar el partido y creo que era el momento de Miguel y que ha ayudado a ganar».

De la entrada de Odegaard ha desvelado que «pensaba en él para el siguiente partido, pero se le ha visto que estaba con las mismas ganas de lograr la primera victoria. A ver si estos tres puntos nos dan un punto de tranquilidad y pausa a la hora de jugar. Y a ver si esos detalles que tanto daño nos han hecho empiezan a caer de nuestra parte. Quedan cinco partidos, muchos puntos, con rivales directos. A ver si damos continuidad a lo que hemos conseguido hoy».

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Liher taldeak Donostiako Doka Kafe Antzokian emandako kontzertuaren unerik onenak.