Hondarribia y Santurtzi brillan en el estreno del remo y pelearán por la bandera en A Coruña

Por solo 1,90 segundos sobre la «Sotera», la «Ama Guadalupekoa» se ha impuesto en la primera regata de la Liga Eusko Label 2020, con Urdaibai y Orio completando la tanda de honor, aunque sea desde lejos. En categoría femenina, Orio ha vuelto a dominar, aunque Donostiarra se ha mostrado respondona.

Arnaitz Gorriti|04/07/2020
Hondarribia
La trainera de Hondarribia contará con una ligera ventaja en la regata del domingo en A Coruña. (LIGA EUSKO LABEL)

Bonito espectáculo que ha ofrecido el estreno de la Liga Eusko Label y la Liga Euskotren en aguas coruñesas. Si Orio ha vuelto a reinar entre las féminas, en la Liga Eusko Label es Hondarribia el primer líder, con 1,90 segundos de renta respecto a Santurtzi en pos de la IV Bandeira Cidade da Coruña, completándose con Urdaibai y Orio la tanda de honor del domingo, que es cuando se va a dirimir el primer trapo de la temporada, pero muy lejos de los dos primeros.

Los sorteos han dejado la estampa de un bote dominador y luego ciertas peleas 'privadas' por un reparto de puntos que se presenta 'jugosa' ya desde el primer día. Así, botes como Zierbena no han dado su teórico nivel, séptimo por detrás de Cabo, mientras que Kaiku ha defraudado por completo, cosechando un preocupante farolillo rojo, al tiempo que Ares se ha mostrado como un novato a tener en cuenta, calificando en una meritoria novena plaza, a 26 centésimas de la segunda tanda, que ha cerrado la Lekittarra.

Sin frenos ni retrovisor

Orio, el vigente campeón de la Liga Eusko Label, ha saltado en esa primera tanda, jugándosela con el recién ascendido Ares, Ondarroa y Donostiarra, dando banderazo de salida a una temporada que durante tanto tiempo ha estado en la cuerda floja.

Los aguiluchos no han tenido piedad, freno ni retrovisor, jugándosela casi contra el reloj, a sabiendas que buena parte de los cocos iban a saltar a la mar en posteriores tandas. Los entrenados por Jon Salsamendi no han ofrecido fisura alguna en su remada, mientras que los otros tres botes se la han jugado por la segunda plaza. O más bien entre Ares y Ondarroa, porque la Donostiarra ha penado en los tres primeros largos para reaccionar de manera impresionante en el largo final, colándose en segunda posición recuperándole 14 segundos a Orio en un solo largo, mientras que el cara a cara entre Ares y Ondarroa se ha decantado en favor de la embarcación galaica.

Santurtzi, Isuntza, Cabo da Cruz y la «Enbata» de Zarautz, recién ascendido de la ARC 1, han formado parte de la segunda tanda, con un favoritismo claro a favor de la «Sotera». Santurtzi, al igual que Orio en la primera tanda, ha apretado desde el primer largo, clavando los tiempo del vigente campeón de la Liga Eusko Label, mientras que Zarautz, en su condición de novato en la élite, ha salido a morder, marcándose un cuerpo a cuerpo bien interesante con la Lekittarra para evitar la tercera plaza, en detrimento de una embarcación de Cabo, que no ha podido relajarse con la segunda plaza sin mayor sobresalto.

Con el recuperado Asier Zurinaga patroneando la «Sotera», Santurtzi ha realizado un tercer largo espectacular, rompiendo de largo los registros de Orio, a la espera de afrontar la última empopada con todas las garantías.

Una empopada en la que, entre lanzada y lanzada, Santurtzi ha emulado a la Donostiarra, abriendo un abanico de tiempo tremendo respecto a Orio, con Cabo da Cruz asegurándose al fin la segunda plaza, e Isuntza batiendo por poco a Zarautz.

Tanda de honor

Urdaibai, Hondarribia, Kaiku y Zierbena han bogado en una tanda de honor con aspecto de tanda de honor, a priori. Porque una vez puestos los botes en marcha, la «Ama Guadalupekoa» ha ejercido de émulo de Santurtzi y Orio, yéndose a toda velocidad por delante, compitiendo con Santurtzi de tú a tú.

Esta tanda de honor ha sido un juego de parejas, con Bermeo acechando los tiempos de Orio, Zierbena peleando con Cabo da Cruz, para garantizar su presencia en la segunda tanda del domingo –han decepcionado un tanto los «galipos», ciertamente–, mientras que la «Bizkaitarra» de Kaiku ha ofrecido un nivel deprimente, cayendo a una última plaza excesivamente clara, por detrás de Zarautz y Ondarroa, postulándose, salvo que haya sido solo un mal día fruto de la inactividad, como un candidato serio al descenso.

Y entre pareja y pareja, Hondarribia ha ido pulverizando todos los registros, especialmente en las dos empopadas, aunque el largo final de Santurtzi ha evitado que esta IV Bandeira Cidade da Coruña de la Liga Eusko Label esté ya decantada, ya que solo hay 1,90 segundos entre la «Ama Guadalupekoa» y la «Sotera», con Urdaibai superando por escasas 14 centésimas a Orio en la tercera plaza, aunque entre la segunda y la tercera plaza hay cinco botes de distancia.

Orio se impone entre las féminas

La vida sigue casi igual en la Liga Euskotren, ya que Orio sigue contando sus regatas por victorias. Las aguiluchas han tenido que pelear con Donostiarra, pero han podido dar un golpe sobre la mesa en este primer envite de la temporada, aunque los 4,62 segundos de diferencia respecto a la segunda jornada del domingo dicen que nada está decidido.

La primera manga de la III Bandeira Cidade da Coruña ha dado el banderazo de salida a la temporada del remo, después de una primavera atípica y mucha fuerza de voluntad de los propios clubes para poder acceder al agua con un mínimo de garantías. Unas garantías que las playas de Riazor han intentado mantener, buscando darle a la competición del banco fijo una seriedad que, más que nunca,al competición requiere.

Como suele ser lo habitual, las remeras de la Liga Euskotren han ejercido de conejillos de indias para dar las primeras paladas después de un respetuoso minuto de silencio que se ha guardado por las víctimas de la covid-19. Como hace ahora un año, Orio, Donostiarra, Arraun Lagunak y Hondarribia se han puesto en las tostas, bajo la promesa de una Liga Euskotren mucho más igualada.

Sin referencias y únicamente mirando a una marea a la baja y viento del noreste que, según los expertos, ha de beneficiar más las calles 3 y 4 –para Donostiarra y Orio, en este caso–, aunque el Atlántico se ha portado en esta ocasión, con mar de fondo en la parte exterior del campo de regateo, pero guardándose su cara más cruda para mejores ocasiones.

Lo cierto es que esas dos calles han impuesto su remada desde el arranque, mientras que Arraun Lagunak ha pegado el primer petardazo de la temporada, cayendo hasta cuatro botes de diferencia, mientras que «Ama Guadalupekoa» de Hondarribia ha confirmado su progreso respecto al año pasado aguantando en la misma pelea por la cabeza, a poco más de una trainera respecto a Orio hasta el medio minuto final previo a la ciaboga.

El largo de vuelta ha deparado una bonita pelea por la proa, fruto de las olas –de hasta metro y medio– que uno y otro bote han ido atrapando de camino a la meta. Definitivamente, Hondarribia ha consolidado su tercera plaza, pero sin opciones de adelantar posiciones, mientras que Donostiarra, tercero el año pasado, ha aguantado un bonito pulso que, a falta de optar a la primera jornada, le da alguna posibilidad de disputarla la bandera coruñesa a Orio.

Porque la «Txiki» ha aventajado en 4,62 segundos a Donostiarra, 18,02 a Hondarribia y 23,14 a una decepcionante Arraun Lagunak, de cara a la segunda jornada de la III Bandeira Cidade da Coruña que se repartirá el domingo al mediodía.

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Liher taldeak Donostiako Doka Kafe Antzokian emandako kontzertuaren unerik onenak.