El alcalde de Tutera, confinado tras potear en las «no fiestas»

En la capital de Erribera se ha encendido cierta polémica después de que el alcalde, Alejandro Toquero, anunciara el lunes haber dado positivo en una PCR. Son muchos los vecinos que le vieron potear durante las «no fiestas» haciendo mal uso de la mascarilla. Una fotografía ahonda en esta crisis que ha sentado mal también en UPN de la localidad.

NAIZ|06/08/2020
Captura_de_pantalla_2020-08-06_a_las_18.28.25
El alcalde de Tutera con mascarilla en la barbilla, tomando una copa en las «no fiestas».

Toquero, el alcalde que devolvió el bastón de mando de Tutera a UPN, es un tipo muy sociable, al que se le suele ver de ordinario por los bares. La celebración de las «no fiestas», no fue una excepción y el primer edil no fue, para nada, el ejemplo de reclusión que prometía tras reunirse con el vicepresidente Javier Remírez justo antes de que llegaran los días clave. Más bien fue al contrario. 

No es que el alcalde saliera de noche hasta la madrugada. No, el escándalo no llega hasta ese punto. Pero sí que terraceó, poteó y se abrazó con amigos y conocidos, mostrándose muy alegre, según coinciden varios vecinos. Las redes sociales van un poco mas allá. 

La única prueba que ha trascendido de este comportamiento es una fotografía en la que se ve con dos amigos y una copa de champán en la mano, probablemente obtenida el domingo 26. Lleva mascarilla, pero está haciendo un mal uso evidente de ella al charlar con amigos. En cualquier caso, no es una imagen para nada ejemplificante. 

La indignación en la localidad fue un paso más allá cuando, el pasado domingo, el alcalde volvió a salir y volvió a ser fotografiado en bares sin mascarilla. Es cierto que ese día ya no eran fiestas, sino su cumpleaños. El kebab en el que cenó a medianoche acabó siendo multado por cerrar demasiado tarde, según testigos. Otras instantáneas le ubican en el interior de un bar sin llevar mascarilla.  

Las «no fiestas» de Tutera terminaron el pasado día 30. La comunicación de que había enfermado la realizó el día 4. ¿Cogió el coronavirus mientras eran «no fiestas»? Es probable que sí, si se tiene en cuenta la latencia en manifestar síntomas del virus. En este sentido, el tuit que lanza el alcalde es particularmente críptico, ya que dice que «acaba» de hacerse la prueba y «acaba» de recibir los resultados.

De ordinario, se tarda un tiempo desde que se da el aviso y se recibe la cita para tomar la muestra para el análisis. Asimismo, se tarda otro día en conocer el resultado de dicho análisis y tener la confirmación del positivo. 

Por de pronto, la crisis no pasa factura política. Olga Risueño, de I-E, lidera la oposición y no va a llevar el asunto más allá. Lo primero que le desea es «una pronta recuperación». Ahora bien, insiste en que contener al virus «es responsabilidad de todos y de todas y sobre todo cuando eres un cargo público hay que ser particularmente cuidadoso».

 

NOTICIAS RELACIONADAS