El Masters supera su ecuador a dos velocidades y adquiriendo pleno ritmo veraniego

Los compromisos se agolpan en estas dos semanas en las que los pelotaris deberán afrontar tres jornadas de una competición que empieza a aclararse, con seis festivales el fin de semana.

Jon Ormazabal|06/08/2020
Artola
Artola-Imaz defenderán su liderato en Zizurkil. (Idoia ZABALETA/FOKU)

Esta misma semana Joserra Garai volvía a insistir en que «empresarialmente hemos perdido el verano». Lo hizo refiriéndose a que sus expectativas económicas no se están cumpliendo, pero lo hizo justamente en la previa del fin de semana que más se parecerá a los veranos de los últimos años en los frontones. Es cierto que el Ogeta no centrará nuestra atención como en años pretéritos, pero habrá siete festivales –seis del Masters– el fin de semana, de viernes a lunes, algo que nos parecía impensable hace no demasiado y que deberían insuflar también cierto optimismo.

Este mismo viernes se disputa prácticamente el grueso de la séptima jornada, con tres partidos en frontones no industriales como Zestoa, Zizurkil o Getaria, pero en las que se decidirá cuál es la pareja que llega al ecuador del Masters en primera posición. Ahora mismo, son Bengoetxea VI-Martija y Artola-Rezusta los mejor colocados. Los navarros se desplazarán a Zestoa, donde tienen un complicado duelo ante Altuna III-Imaz, dos parejas con ciertas similitudes y que presentan un buen estado de forma.

Artola-Rezusta, por su parte, jugarán en Zizurkil ante Jaka-Albisu, una de las pocas parejas cuyos dos integrantes miran de reojo a la reanudación del Parejas en octubre. No es el caso de Artola y Rezusta, muy mejorado respecto al campeonato de invierno y que podrían abrir un hueco muy importante de tres puntos sobre sus rivales en el Intxaur si consiguen llegar a 22.

La otra combinación cuyos componentes sí están inmersos en las dos competiciones por parejas es la compuesta por Olaizola II-Zableta, que juegan en Getaria ante Ezkurdia-Aranguren, a los que sacan un punto de ventaja en la clasificación y podrían descolgar de la lucha por los cuatro primeros puestos.

A por el primer punto

Los que sí que están fuera de todas las quinielas son Urrutikoetxea-Irribarria y Elezkano II-Aretxabaleta, que el sábado competirán en Dima por estrenarse y sumar su primer punto tras seis derrotas consecutivas.

La mitad de las octava jornada, la primera de la segunda vuelta tendrá dos citas el domingo, con dos partidos de la parte alta de la tabla, especialmente el de Irurtzun, con las dos parejas navarras más en forma, Olaizola II-Zabaleta contra Bengoetxea VI-Martija. En Oiartzun, Altuna-Imaz se medirán a Ezkurdia-Aranguren.