Archivadas las diligencias por la muerte de un halcón peregrino en Muskiz

La Fiscalía de Bizkaia ha archivado las diligencias de investigación abiertas a instancias de la organización ecologista Eguzki después de que en enero pasado apareciese muerta en Muskiz por disparo de escopeta una hembra de halcón peregrino a la que los aficionados a la ornitología conocían como Olaia.

NAIZ|BILBO|13/08/2020
Halcon-peregrino
La hembra de halcón peregrino era conocida por los aficionados a la ornitología como Olaia. (BIZKAIKO BASOZAINAK)

La Fiscalía ha tomado esta decisión al no haber podido identificar la Guardia Civil, cuerpo al que se encargó el caso, al autor del disparo que acabó con la vida del halcón peregrino, una especie protegida cuyo abatimiento puede ser un delito contra el medio ambiente, en concreto, contra la fauna, castigado incluso con pena de cárcel, informa Eguzki en un comunicado

La organización ecologista denuncia que este caso no es un hecho aislado ya que el abatimiento por disparo de especies protegidas y no cinegéticas «es habitual, crónico».

Señalan, en este sentido, que el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Gorliz, con ocasión de su vigésimo aniversario, informó el año pasado de que desde su apertura había recogido un total de 17.021 ejemplares de todo tipo de especies, la mayoría, 11.744, aves de los cuales, 502 ingresos se debieron a heridas por disparo.

Eguzki considera que dicha cifra de animales heridos por disparos es «la punta del iceberg de un problema que, en nuestra opinión, las administraciones públicas no solo no atajan sino que de algún modo propician con sus políticas cinegéticas (¿para cuándo, por ejemplo, el cierre de una línea de caza desde la que se haya disparado contra especies protegidas?)».

Eguzki indica, por último, que tiene intención de seguir dando a conocer a la opinión pública y denunciando ante la Fiscalía este tipo de casos, pues, «aunque somos conscientes de la dificultad que entraña identificar a los responsables, es una forma de visibilizar que en este ámbito se siguen cometiendo impunemente delitos contra el medio ambiente».