La aeronáutica vasca secunda la huelga tras los ERE en grandes empresas del sector

Los trabajadores del sector aeronáutico vasco han ido este martes a la huelga para reclamar que se retiren los ERE anunciados en grandes empresas tractoras, como ITP Aero y Aernnova, y han avisado de que «no aceptarán despidos».

Naiz|22/09/2020
Iuaraba
Concentración realizada a las puertas de la planta de Berantevilla. (@IUAraba)

Todo el sector aeronáutico del Estado español está convocado hoy a una huelga, lo que incluye a empresas vascas como Aernnova, ITP Aero y otras como Aciturri, Airbus y Alestis. La huelga ha sido convocada por CCOO y UGT, y a ella se suma una específica convocada por ELA para ITP Aero.

En el caso de las dos grandes firmas vascas, ITP Aero, cuya planta principal está en Zamudio, y Aernnova, en Berantevilla, las dos se han sumado al paro, y además han realizado una manifestación en Bilbo y una concentración delante de la fábrica respectivamente.

En ITP Aero la dirección ha planteado 194 despidos en Zamudio, y mantiene abiertas negociaciones con el comité de empresa. De hecho, ayer lunes hubo una reunión y mañana miércoles habrá otra, aún sin acercamientos.

Además de la manifestación en Bilbo, en ITP Aero se ha seguido su tercer día de huelga, convocada por ELA. El 100% del personal de talleres ha secundado este paro, según el representante de este sindicato Gaizka Aldazabal. Fuentes de la dirección de la empresa han confirmado que el seguimiento ha sido generalizado.

En este empresa el ERTE acaba el 30 de setiembre, por lo que la negociación antes de pasar a los posibles despidos tiene poco margen de tiempo. Los sindicatos ELA y CCOO han avisado de que no admitirán ningún despido.

Aldazabal ha explicado que ayer pidieron más información a la empresa, «y veremos. A día de hoy tenemos los 194 despidos, y por ahí no vamos a pasar, con los beneficios que ha tenido en los últimos años no se justifican».

Miguel Iglesias (CCOO de ITP Aero) también ha incidido en que les gustaría «que la empresa fuese más clara. Esperemos que nos ponga sobre la mesa todos los datos». Iglesias ha rechazado que la crisis de la empresa sea estructural, «cuando hace medio año estábamos trabajando al cuarto relevo, sin dar abasto. Es una pandemia que ha venido y nadie sabe cómo estaremos dentro unos meses, por lo que no podemos pensar en salidas traumáticas. Para pasar esta temporada hay soluciones como Ertes temporales, como el que estamos ahora».

Tras la reunión de mañana, los sindicatos tendrá otra cita propia y decidirán qué medidas tomar. «Hasta ahora, la empresa solo nos ha dejado la vía de estar en la calle», ha advertido Aldazabal.

En Aernnova, a finales del mes de julio la dirección anunció un recorte del 20% de la plantilla debido a la caída de los pedidos, lo que conllevaría 950 despidos, de ellos 650 en sus plantas estatales. Desde entonces la representación de los trabajadores de la fábrica de Berantevilla, donde trabajan unos 450 empleados, no ha tenido contacto con la dirección, que tampoco ha comunicado detalles sobre el futuro de la plantilla y de los centros de producción.

Así lo ha confirmado a Efe el representante de CCOO en la planta alavesa, Jorge Feijoó, durante la concentración que los trabajadores han llevado a cabo en las puertas de la factoría. La plantilla de este centro está inmersa en un ERTE que concluye en principio el 31 de diciembre.

Feijoó ha reconocido que los pedidos en esta empresa de componentes han bajado por el coronavirus del orden de un «30 y 40%», pero ha considerado que la planta es viable y ha explicado que lo que plantea el comité es que se prorrogue el ERTE el próximo año para evitar despidos.

También ha solicitado el apoyo del Gobierno de Gasteiz para el mantenimiento de la actividad de esta empresa.

NOTICIAS RELACIONADAS