La nueva junta directiva de Anaitasuna apuesta por potenciar el balonmano femenino

Ha sido uno de los mensajes de la nueva presidenta de Anaitasuna, Mertxe López, el que la recién constituida junta directiva del club iruindarra va a potenciar su apoyo por el balonmano femenino.

Natxo MATXIN|24/09/2020
Mertxe
Mertxe López, la nueva presidenta de Anaitasuna. (Iñigo URIZ/FOKU)

Mertxe López es la primera mujer que accede a la presidencia de Anaitasuna y una de las intenciones de la nueva junta directiva que encabeza es apostar por el balonmano femenino y «por las mujeres como sujeto activo del deporte».

Eso sí, manteniendo las señas de identidad de la entidad blanquiverde, que pasan por la potenciación de la cantera, que es la que debe dar sus frutos. «Los equipos femeninos están dando sus pasos, nos interesa llegar lo más arriba posible, pero debe ser con nuestros propios medios y calidad. Creo que en breve espacio de tiempo podremos optar a alguna fase de ascenso, pero debe ser sin prisa y manteniendo los pies en el suelo», ha acotado Javi Gracia, responsable de la sección de balonmano.

La declaración de intenciones se ha producido durante la presentación pública de la nueva máxima dirigente del club, acompañada de parte de su junta directiva –en ella estará el excapitán Miguel Goñi– y, de manera telemática, por algunos de los principales responsables de Helvetia Seguros, principal patrocinador del equipo.

Preguntados estos últimos por las intenciones de la aseguradora a la hora de prorrogar su compromiso comercial –resta un año–, su director general, Iñigo Soto, ha señalado que «nuestro deseo es continuar», si bien ha matizado que el grupo está inmerso en diseñar su estrategia hasta 2025, por lo que «no podemos confirmar nada, sería durante los primeros meses del próximo año».

Anaitasuna y Helvetia acumulan 15 años de relación ininterrumpida, que ha provocado que dicho lazo sea ya «de carácter familiar», han convenido ambas partes. «Cada vez estamos más satisfechos», ha destacado Soto, mientras que López ha puesto de manifiesto que es un «privilegio para la sociedad y el balonmano» contar con el patrocinio de la firma.

Refrendar el punto

Aprovechando la presencia de los medios, también ha habido un espacio para que el técnico del primer equipo, Quique Domínguez, hiciese un breve análisis del comienzo de la temporada y del próximo encuentro frente al recién ascendido Cisne.

«Tenemos que refrendar el punto que conseguimos en Benidorm ante un equipo que conozco muy bien, pues a la gran mayoría de la plantilla los he entrenado e incluso tengo un sobrino –hijo de su hermana–, Carlos Álvarez, que ya está en Asobal con apenas 17 años. Pero también ellos me conocen a mí y saben del balonmano que me gusta poner en práctica», ha desarrollado el técnico de Pontevedra, ciudad del inmediato rival de Anaitasuna.

Domínguez ha destacado que se va a tratar de una «lucha de estilos», pues ambas escuadras tienen muy marcados sus estilos, que los llevan hasta el final. «Ellos tienen una ilusión tremenda tras el ascenso y han empezado muy bien la competición, prácticamente es el mismo bloque del año pasado, con solo dos fichajes», ha expuesto. Cisne sorprendió a domicilio al Cangas (26-33) y cayó ante la mínima contra Sagunto (26-27), además de otra derrota prevista ante el Granollers.

Respecto a cómo ve a su equipo en este inicio competitivo, el entrenador gallego ha resaltado que los suyos «están jugando con un gran nivel de acoplamiento», pese a que prácticamente la mitad de la plantilla ha variado y que ha llegado un técnico nuevo con ideas diferentes.

Anaitasuna buscará así su primer triungo liguero, con la seria duda del concurso de Ibai Meoki, que sufre una pequeña rotura de fibras en los isquiotibiales. «Somos exigentes y me gusta la evolución que está teniendo el equipo, pues cada vez somos más sólidos», ha comentado.