Viggo Mortensen recibe el Premio Donostia como incentivo para seguir aprendiendo

El actor estadounidense Viggo Mortensen pasa a formar parte de la larga lista de grandes del cine que han recibido previamente el Premio Donostia. Al público le ha agradecido en euskara su amor por el cine, y ha animado a acudir a las salas «para disfrutar de las historias que nos marcan y en ocasiones nos unen». El futbolista Asier Illarramendi le ha entregado una camiseta de la Real.

OIHANE LARRETXEA|DONOSTIA|24/09/2020
Loading player...

El estreno de su primera película como director era el contexto perfecto para otorgar un Premio Donostia más que justificado, y esta tarde el actor Viggo Mortensen (Nueva York, 1958) ha recibido de manos del cineasta y amigo Agustín Díaz Yanes el reconocimiento. 

El acto inicial ha sido un comprimido repaso por su prolífica carrera de casi 40 años, nutrida por más de treinta películas. ‘Green book’, ‘Appaloosa’, ‘Dayligth’, la trilogía de ‘El señor de los anillos, ‘Alatriste’, ‘Perfect murder’, ‘The indian runner’, ‘Una historia de violencia’, ‘Jauja’ y ‘Captain fantastic’ son algunos de los muchos títulos que se han recordado.

«Cuántas máscaras, cuántos registros es capaz de atesorar un gran actor?», la pregunta ha planeado el auditorio del Kursaal, a medio gas por cuestiones obvias. Y tras los acordes de una música que sonaba en directo desde el escenario aparecía él, emocionado, intentando hallar las palabras precisas.

Ha arrancado en euskara. «Arratsaldeon eta mila esker etorri zareten guztioi. Zoriondu nahi zaituztet bizirik jarraitzeko duzuen ikaragarrizko zorteagatik eta zinemarekiko duzuen maitasunagatik». Apagados los primeros aplausos, ha prescindido del discurso que llevaba escrito para tirar de memoria. «A la gente la quiero animar a que siga yendo al cine, porque con su presencia nos dan la oportunidad para seguir compartiendo las historias que a veces nos marcan y que alguna vez nos unen a todos», ha animado.

Para el actor, el Premio Donostia recoge de alguna manera «la larga historia del cine», pero sobre todo «la promesa del cine como modo de expresión creativa». Y es formar parte de esas promesa lo que le emociona especialmente. «Cuando pienso en la impresionante lista de los artistas que han recibido esto antes que yo me siento muy afortunado porque se me ha incluido en esa promesa. Lo valoro como un gran incentivo para seguir aprendiendo y seguir mejorando en mi oficio».

Ha terminado con una reflexión sobre la pandemia mundial y el desafío que ha implicado. «El covid-19 nos ha jodido a todos, de una manera u otra, y seguirá jodiéndonos un buen rato, lo sabemos. Es un obstáculo más en nuestra existencia, y siempre hemos vivido con la incertidumbre, lo que ocurre es que quizá ahora seamos mas conscientes de ello. La incertidumbre es la vida, pero no olvidemos que la vida es también un regalo, hemos de seguir adelante, acompañando a los que están solos y honrando a los que se fueron, haciendo lo mejor posible con lo que podamos imaginar».

Mortensen ha concluido su intervención también en euskara: «Eskerrik asko, gora Donostiako Zinemaldia», ha dicho exhibiendo el galardón y la camiseta de la Real que le ha hecho entrega Asier Illarramendi por su afición al fútbol.

NOTICIAS RELACIONADAS